Me faltan las palabras.

¿Os ha pasado alguna vez, que tengáis una historia en la punta de la lengua, y en cambio notáis que no está suficientemente madura, que os faltan las palabras?

Y el problema es que siento una necesidad imperiosa de aflorar esta historia, tal es la angustia que me atenaza...

No tiene que ver con la profesión, tangencialmente con el entorno y es una consecuencia de la tecnología...

En fin, daré curso a otros posts que tengo en mente y que no me provocan ningún conflicto interno.

Seguiré dando vueltas a este post que tanto se me resiste.

1 comentario:

  1. Que misterioso. Publícala por favor, sea lo que sea, no voy a poder descansar hasta que la lea

    ResponderEliminar