miércoles, 30 de julio de 2008

Dispositivos médicos en la ropa...



Hoy me ha llegado esta noticia, "Platform for wearable health devices launched".

Es un tema que pienso es de futuro.

En momentos en los que de acuerdo con las previsiones, hay un crecimiento de las personas con un grado variable de dependencia, y por tanto van a crecer los servicios de monitorización, la pregunta es:

¿Cómo "implanto" sensores al paciente sin que éste se parezca a Robocop cuando pasee por la calle?

Hay diferentes experiencias, desde ropa interior con sensores, hasta partes del proyecto "Things That Think" del MIT.

La plataforma de desarrollo de hardware Shimmer pretende ser una respuesta a ello.

"Using removable storage capacity and low-power standards-based wireless communication technologies, the application can work with devices to monitor movements and stream data collected to other applications."

Sin entrar (por no disponer de más información que la escueta nota de prensa) en valoraciones, pienso que el hecho de que alguien desarrolle una plataforma de desarrollo, valga la redundancia, podrá poner al alcance del usuario, es decir, de las personas dependientes, dispositivos que hagan del trabajo y que sean transparentes, en términos de comodidad para el portador e invisibles para el observador casual.

Más sobre almacenamiento masivo


En un post anterior, hablábamos del almacenamiento y los problemas que comporta.


En un momento en que avanzamos hacia el hospital digital, donde el ver un documento físico sobre la mesa será considerado pecado de lesa majestad, nos encontramos con que el volumen de la información almacenada, sobre todo imágenes, está creciendo exponencialmente.


Según parece, y de acuerdo con destacadas personalidades a nivel internacional, debemos empezar a pensar en sistemas de almacenamiento masivo con capacidades de alrededor 1.000 millones de Tb.


Sí, no hay ningún error, es la cifra.


He encontrado una interesante entrevista con el Dr. Richard Bakalar, Chief Medical Officer de IBM, que creo puede ser reveladora sobre las tendencias en este sector para nosotros estratégico.

martes, 29 de julio de 2008

Sobre los mundos punto cero (.0)


Hoy día se habla mucho sobre diferentes temas que son 2.0... pero, en realidad, ¿de qué estamos hablando?

Hasta hace poco, cuando se hablaba de Internets o Intranets, se hablaba de una comunicación unidireccional (de una empresa a sus clientes, de un periódico a sus lectores) con un canal de retorno virtualmente inexistente, o como alternativa, email.

Este es el modelo 1.0.

Esto cambia con 2.0: las tecnologías 2.0 permiten la interacción y el debate... difícilmente el fenómeno blog podría ser entendido sin esta interacción que hay, por ejemplo, cuando añadís un comentario y yo os contesto.

Por tanto, cualquier tecnología 2.0 permite relaciones en red.

¿Y qué impacto tiene en nuestro sector?

Han surgido diferentes alternativas que puede ser interesante analizar.

Las primeras (pero no únicas) en aparecer han sido aquellas que tienen que ver con el movimiento asociativo: grupos de pacientes unidos por una patología o un problema común, como puede ser PatientsLikeMe.

Hay una experiencia transgresora, WhoIsSick, en la que los pacientes informan de los síntomas de sus enfermedades y su localización geográfica, e incluso en algunos foros ya se habla abiertamente de acreditar dicho servicio en el CDC para una mejor trazabilidad de epidemias, por ejemplo.

Hay comunidades de médicos, MDPIXX en las que se intercambian experiencias, resultados de pruebas e imágenes con el fin de crear conocimiento.

Está Sermo, que es una comunidad con casi 70.000 clínicos...

Mención aparte están las tecnologías que sustentan los PHR (Personal Health Record), cuyos máximos exponentes son Microsoft HealthVault y GoogleHealth.

La portabilidad y hacer que el ciudadano se sienta propietario de sus datos médicos son algunas de sus ventajas.

El futuro de este tipo de servicios apunta a movilidad, entendida como gestión desde dispositivos móviles (PDAs, móviles y por supuesto, el objeto del deseo desde hace unos días, el iPhone).

Pero no todo son bondades...

De entrada, uno del los principales problemas a los que se enfrenta este tipo de servicios, al menos en los Estados Unidos, es la preocupación de qué uso van a hacer estos gigantes de la industria de la información allí almacenada.

No es para menos: de acuerdo con la HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act) de 1996 este tipo de servicios, al no estar en manos de proveedores sanitarios sino de terceras partes, puede no estar cubierta por dicha legislación, lo que significa que potencialmente la información que queda almacenada pudiera ser usada con propósitos de marketing.

En un país donde la atención sanitaria se basa en gran medida en compañías aseguradoras, es un riesgo adicional el que determinada información pueda residir en un medio que debiera ser opaco, pero sin embargo puede ser tan transparente como el cristal.

Se considera que el éxito de estas dos propuestas (y otras similares) se basa en la puesta en marcha de lo que llaman "la cobertura universal", es decir, un sistema de provisión sanitaria comparable al español o inglés.

Otro motivo de preocupación es qué legislación protege los datos almacenados:
  • ¿la del país desde donde el usuario registra?
  • ¿la del país donde los servidores de almacenamiento residen?
La vieja historia del offshoring de datos...

Para mí está claro que mientras estos servidores no se demuestre que están situados en un territorio con una legislación adecuada de protección de datos, estando debidamente identificado quién gestiona el servicio, y estén al alcance de un juez si procede, yo, mis datos médicos, los míos, no los introduciré.

Otro tema, y ya más desde el punto de vista médico, es quién registra la información y cómo.

¿Si yo voy a mi médico, que hago, le doy acceso a mi registro PHR?

Y luego qué, ¿quién registra la prescripción, las órdenes médicas, una petición de pruebas o una intervención quirúrgica?

¿Cómo queda firmado que el Dr. XXX ha hecho una anotación en el curso clínico?

¿Quién gestiona a nivel global, la firma electrónica de un clínico?

¿Puede el usuario añadir, modificar o borrar datos de su PHR que en teoría serían en una HC convencional registradas por personal clínico?

Si algún lector tiene respuestas le agradecería comentarios al respecto.

Anyway...

La HC es del usuario, y todos creo que estamos de acuerdo.

En lo que hay desacuerdo es que la tecnología de nuevo se ha adelantado a la praxis, y que hay que encontrar unos límites en los que todos los actores se sientan cómodos para no renunciar a las innegables ventajas del modelo PHR.

domingo, 27 de julio de 2008

Dónde me leen..

Hace unos meses, un lector, Anónimo, hacía unos comentarios que provocaron una respuesta por mi parte en forma de post.


Ahora empiezo a tener respuestas, y desde el punto de vista geográfico, bastante sorprendentes:

  • Mountain View, California, USA
  • Boston, USA
  • Slough, UK
  • Jerez de la Frontera, ES
  • Valencia, ES
  • Barcelona, ES
  • Madrid, ES
  • y algunas otras localizaciones.

la verdad es que estoy gratamente sorprendido de que algo que comencé con intención de ser mi espacio de rebelión y purificación sea seguido quizás por no demasiados usarios individuales pero sí por usuarios de diferentes procedencias y culturas.

A todos ellos, muchas gracias.

Sólo espero seguir haciendo que éste, mi espacio, vuestro espacio, siga siendo de interés.

Mi lado más humano

Recuerdo, que, no hace mucho, una usuaria, en medio de una sesión de trabajo bastante densa, me preguntó: "...y tú, ¿nunca pierdes la cabeza...?"

Desde luego, en mi entorno profesional no me puedo permitir perderla nunca.

Esto no quiere decir que no sea humano ni tenga sentimientos.

Esto viene a colación porque hoy ha habido una lectura de una noticia de "El Periódico" que me ha hecho llorar.

La muerte de Randy Pausch.

Pausch era profesor de Informática en la universidad Carnegie-Mellon, y en el transcurso de un curioso (para nosotros) ejercicio de "y si fuera tu última clase, ¿cómo la encararías?", el la encaró diciendo la verdad.

Su verdad era que probablemente era su última clase, que le habían detectado un cáncer de pancreas, y que tras los tratamientos (cirugia, quimioterapia, radioterapia) tenía metástasis generalizada y le quedaban unos pocos meses de vida.

En sí la noticia no es impactante, lo impactante es cómo encaró sus últimos días y la entereza como lo hizo.

Y lo que me ha hecho llorar ha sido esto:



Descansa en paz, Randy Pausch. La humanidad ha perdido a una gran persona.

jueves, 24 de julio de 2008

Un record mundial: implementación de un HIS en 30 días

Bueno, esto parece.

Un HIS tarda en implementarse, de media, de 18 a 36 meses.

¿Por qué un hospital universitario decide una implementación en 30 días?

Las claves, aquí.

La innovación no tiene edad...

Hoy he leído una noticia que me ha dejado helado...
Resulta que en UK han desarrollado un gadget para que el paciente, vía voz, pueda advertir al personal sanitario que necesita ayuda...
Lo impresionante del caso es que la idea ha nacido como fruto de las aportaciones de escolares de 6 años que visitaban las instalaciones del NHS Institute for Innovation and Improvement.
Es una muestra más que las ideas, las buenas, pueden partir de las personas más inesperadas...
El link a la noticia.

miércoles, 23 de julio de 2008

Flirt, signos de atracción.

Dado que esta época del año se presta a temas más bien ligeros y que los dos últimos post eran más bien densos, toca cambio de tercio.

Como ya comentamos en un post anterior, una de las partes más divertidas del análisis del lenguaje gestual es la que tiene que ver con los mecanismos de atracción seducción.

De hecho, el dominio de la interpretación de estos signos puede ser de gran utilidad para todo aquel o aquella que se quiera dedicar al flirteo.

¿Qué entendemos como flirteo? El flirteo como tal se referiría al conjunto de técnicas y situaciones en las cuales una persona evalúa la disponibilidad sentimental / sexual de un/@(s) tercer@(s).

La evaluación consiste en medir las reacciones del "adversario" delante de nuestro comportamiento, lo que decimos, lo que gesticulamos, y lo que no decimos.

Dichas reacciones pueden ser verbales y/o gestuales.

La primera recomendación es que antes de evaluar un gesto como una invitación o una intención, analizad cuidadosamente la situación: un mismo símbolo gestual puede significar diferentes cosas dependiendo del entorno y el contexto en el que se produce.

La segunda: aunque la tentación de usar estas habilidades en entorno laboral es muy grande, os recomiendo NO practicarlas bajo ningún concepto.

La tercera: explicaré cómo interpretar, no explicaré cómo abordar.

Y cuarta y última: recordad, no es no.

Basta de rodeos... vamos a ello.

Bien, hay dos sexos, y por tanto dos modos ligeramente divergentes de comunicación no verbal.

La posición de los pies y del cuerpo en un grupo nos indica más o menos las preferencias de cada uno de los individuos que los componen.

Normalmente la punta de los pies están orientados hacia la persona sobre la cual se muestra la preferencia, reforzada si cabe con la orientación del cuerpo.

La posición de brazos y manos es determinante: si los brazos están cruzados cuando estás explicando, algo, implica que está cerrado, no es receptivo... retrocede.

Mismo de lo mismo si, aunque no estén cruzados los brazos, una mano sobre otra o incluso una falsa postura de obertura que consiste en jugar distraídamente con una pulsera, la correa del reloj... no es receptivo.

Si estás sentado: tobillos y rodillas juntos, vade retro, no estoy por tí.

Si la postura, en cambio, es relajada, e incluso (mujeres) una mano está apoyada sobre una cadera "al modo vaquero", indica disponibilidad.

En hombres, debe interpretarse como disponibilidad sexual.

En mujeres se interpreta como disponibilidad sexual cuando al mismo tiempo y por gesto casual, se alisa el pelo mostrando la parte interior de la muñeca. Se acentúa si, además, muestra la parte carnosa inferior del pulgar (palma de la mano).

El acto en sí de alisar el pelo sin ningún otro signo debe entenderse cómo "mira que pelo tan bonito tengo".

Si estás sentado: postura relajada, una pierna encima de la otra... bien, no es mal síntoma.

Piernas separadas también puede ser interpretado como obertura.

Las miradas también pueden tener su componente "incendiario".

Debemos entender que, por ejemplo, en el transcurso de una conversación o de una reunión, normalmente miraremos a nuestro interlocutor mientras él o nosotros hablamos, y no por ello les vamos a jurar "amor eterno".

Pero hay miradas y miradas: si no hay una interacción verbal, veremos que si nos sentimos observados y miramos a quien nos observa, muchas veces desvían la mirada: muestran curiosidad, pero nada más.

Ahora bien, si sostienen la mirada durante un periodo no inferior a 2 segundos, podemos entender que estamos siendo evaluados.

Si además, en el caso de las mujeres entreabren los labios y miran los labios del adversario, es una señal muy clara de iniciar acercamiento.

En el caso de los hombres si se tocan o ajustan el nudo de la corbata (si la llevan, si no la parte inferior del cuello de la camisa), también es una invitación al acercamiento.

Éstas son unas cuantas pautas para poder evaluar con sencillez a nuestros adversarios.

En Internet hay muchas fuentes de información, así como en librerías.

Quien por vocación quiera dedicarse de un modo más "profesional" le sugiero el libro de Neil Strauss, "El Método" (The Game), en el que se describe el "modus operandi" de los profesionales del ligue y el rastro que dejan en Internet.

Y si quieréis una muestra, basta que busquéis en Google la palabra "sargear".

¡A disfrutar!

martes, 22 de julio de 2008

Respuesta a las reflexiones de un amigo

Un amigo mío, un superdotado, sin duda, me envió un email desesperado una noche de noviembre de 2007.

En sus reflexiones, hablaba del Alzheimer, y de la velocidad a la que iban las cosas, y de su notoria incapacidad de disfrutar de las pequeñas cosas...

Y ésta fue mi respuesta:

"Quizás el problema en general viene dado por varios factores:

  • El crecimiento exponencial del conocimiento, a una escala incluso diría “no humana”, que hace que cada vez nos especialicemos más. Difícilmente se daría hoy día un Leonardo Da Vinci, por ejemplo.
  • La competitividad salvaje, darwiniana, y más en nuestro ramo… estás a la última o te estancas… en algunos casos es la muerte profesional.
  • Los avances médicos: si, es cierto, en 100 años hemos triplicado o cuadruplicado la esperanza de vida, y esto implica la aparición de nuevas enfermedades degenerativas, sencillamente porque desde un punto de vista evolutivo no estamos preparados para vivir más…
  • El caso del Alzheimer que ponías como ejemplo, es un caso paradigmático, pues no hay evidencia firme en la que por el hecho de ejercitar el cerebro tengas más o menos posibilidades de contraer la enfermedad… sencillamente al que le toca, le toca.
  • Quizás nosotros, en general la sociedad, nos hemos olvidado de vivir, de disfrutar de las cosas sencillas: la sonrisa de nuestros/as hijo/as, una caricia de nuestras parejas, beber una cerveza con los amigos o sencillamente sentarte en el suelo y ver en silencio como se pone el sol…. Cerrar los ojos y soñar, en suma.

Es muy difícil que uno solo actúe, como Quijote, para cambiar las cosas.

Son muchas, demasiadas agresiones, el único modo de cambiar es hacer una reflexión colectiva, en la que nos respondamos sinceramente ¿Qué somos? ¿Qué queremos ser? ¿A dónde vamos?

En la historia de la humanidad ha habido muchas preguntas del mismo tipo, y ha habido diferentes aproximaciones a la solución del problema. Con un éxito discutible, cabe decir, si no, no exteriorizaríamos nuestras inquietudes.

Ojala pudiera dar respuesta a estos interrogantes.

Respondiendo al tuyo, yo creo que sí que es posible evolucionar y ser felices.

La clave creo que está en que la evolución no es revolución, sino que como personas inteligentes que sin duda somos, podemos abordar los cambios gestionando correctamente la presión, que es, en suma, lo que creo provoca la infelicidad.

Gestionar correctamente la presión significa gestionar correctamente el tiempo, y sabes tan bien como yo que el trabajar más horas de las que tocan no necesariamente hace que seas más productivo, sino que genera una espiral de insatisfacción:

  • La tuya propia porque no has sabido medir el esfuerzo que representaba un trabajo en concreto. Más vale parar, descansar y retomar al día siguiente, el resultado es de mayor calidad.
  • La de tus seres queridos, porque pueden sentir que no les das la suficiente importancia, incluso pueden sentirse excluidos de tu mundo. La gestión del tiempo es fundamental: no siempre seremos jóvenes, no siempre nuestros hijos serán niños.

Al final, la pregunta de verdad es: bueno, ¿y yo que demonios estoy haciendo con mi vida?

¿Realmente estoy haciendo lo que deseo hacer?

¿Quizás lo que me gustaría hacer lo dejo para cuando me jubile?

Y… ¿y si no me queda tiempo porque de aquí a 5 minutos me da un patatús?"

Me he encontrado con un amigo...

Hoy me he encontrado en transporte público a un amigo que hacía tiempo no veía.

La trayectoria de este amigo mío es muy parecida a la de otros profesionales del sector:

  • primero como programador
  • luego un consultor
  • más tarde jefe de proyecto
  • tras liderar un buen número de implantaciones, paso al lado cliente en la privada
  • y ahora, paso a la pública

En el transcurso de la conversación me decía que siempre le había tocado trabajar con hospitales nuevos, y que este caso no era una excepción.

Incluso me comentaba, en tono jocoso, que cuando acabase de montar el centro para el cual presta servicio, siempre habría otro hospital nuevo que montar...

Este es otro ejemplo de un profesional, que, como Ulises, piensa que lo importante no es el viaje en sí, sino las experiencias y enseñanzas que extraemos del mismo.

lunes, 21 de julio de 2008

¿Existen los cuentos de hadas hechos realidad?

La verdad es que no sé cómo empezar...

Vuelven a haber cambios en mi vida profesional, y todos ellos sin abandonar la organización para la cual presto servicios.

Después del post del contacto con el poder ejecutivo, la vida sigue, y van pasando cosas.

Unas mejores, otras peores, pero el caso es que desde el jueves de la semana pasada (más o menos a las 11 de la mañana) mi vida profesional cambia...

Los nubarrones y malos presagios se deshacen como por ensalmo y paso a vivir lo que podría calificar como "cuento de hadas profesional".

Sigo en la misma organización, en otro departamento, en el mismo sector (el nuestro), aunque retirado parcialmente de lo que podríamos llamar "primera línea".

Sólo espero no convertirme en un iluminado...

P.D. Hay alguien que creo que es lectora de este blog a quien debo como mínimo un par de cervezas bien frías. Cuando quieras, ya lo sabes, te las has ganado con creces.

jueves, 17 de julio de 2008

El famoso discurso de Steve Jobs en Stanford, subtitulado

Probablemente soy el 210.526 blogger que hace referencia a este ya mítico discurso.

Lo posteo porque creo que es un ejemplo de alguien que ha sido y es un luchador y ha conseguido en varias ocasiones cambiar nuestra percepción de cómo deben ser las cosas.

Espero que disfrutéis...

¿Y que es SEEDIE?

Es una sociedad bien curiosa...

Las siglas corresponden a Society for Exorbitantly Expensive and Difficult to Implement EHR's.

Si, es lo mismo que pienso yo... ¿de qué va esto?

Por lo que parece es una broma... o quizás no.

Os transcribo exactamente lo que dicen de esta curiosa sociedad en eHealth insider, número 336.

No tiene desperdicio.

"All those worthy e-health societies and associations should be on their guard. There's a new rival in the camp, Seedie – the Society for Exorbitantly Expensive and Difficult to Implement EHRs. The leadership is impressive; Seedie's latest newsletter announces the appointment of Sal Obfuscato as executive director with a salute from board chairman, Brantley Whittington of EHR vendor Extormity: "While Sal's lack of healthcare experience was a red flag to some, his ability to enforce standards at all costs could not come at a better time for our industry. While at the helm of a leading waste hauling syndicate, Sal was able to extract maximum customer revenues and keep market leaders marching in lockstep." Seedie's mission is wickedly cynical: "Unlike independent, objective, professional organisations created to help medical professionals select and implement interoperable EHR solutions, Seedie promotes healthcare IT systems that play well in the sandbox if, and only if, it is in the best interests of a particular vendor." Curiously, there doesn't seem to be a membership list on the website. "

Seguro que quien más, quien menos, conoce a amigos afines a Sal Obfuscato...

P.D.: por cierto, que la web de Extormity (se accede desde SEEDIE) es también una verdadera joya.

martes, 15 de julio de 2008

De las limitaciones de nuestra mente...

En momentos de crisis, a todo profesional que se precie le habrá acudido al pensamiento la palabra "cambio".

Cambios hay de muchas clases:
  • cosméticos, se realiza un maquillaje para que en realidad no cambie nada.
  • evoluciones, se realizan cambios paulatinos para llegar a una situación diferente de la de partida sin provocar tensiones internas.
  • revoluciones, se realizan cambios drásticos muy rápidamente para llegar a una situación diferente en el plazo mínimo posible.

Normalmente veremos que, en implantaciones de cualquier clase y no necesariamente ligadas con tecnología, una de las variables que podemos encontrar es la resistencia al cambio.

La resistencia al cambio es un estado mental, pero no es un estado situacional.

Muchas veces, nos escudamos en este tipo de episodios (por miedo, por necesidad...) para esconder nuestra propia incapacidad de evolucionar, sencillamente es más cómoda la rutina diaria y no salir de los caminos trillados.

Hubo un día que, hablando con un directivo de una compañía, me dijo algo así como que eran "alemanes", entendido como rigidez en procedimientos internos.

Yo, al principio, me mostré de acuerdo, incluso dije algo así como "muy alemanes".

Pero luego, reflexionando, me di cuenta que el problema no era el control (o no control) de los ejecutivos de esta nacionalidad... y si mirábamos el número de personas de esta nacionalidad presentes en esta empresa, no llegaban a diez...

Probablemente el problema principal es que tienen miedo de realizar cambios ya que es muy cómodo seguir los senderos conocidos y como existe a quien echarle la culpa...

Cuando inicié la escritura de este post confieso que iba a acabar con alguna referencia al "Síndrome de Estocolmo", pero en el caso que describo, la situación entiendo que es otra.

Gestión del cambio... Quo vadis?

Las técnicas para conseguir la aceptación de un compromiso en el transcurso de una reunión están muy bien si tu interlocutor está receptivo, pero hoy he tenido una reunión en la cual creo que no era posible aplicarlas.

He asistido a una reunión acompañado de un usuario clave de nuestra organización cliente para hablar con un jefe de servicio.

Ya por su lenguaje postural (el del jefe), antes de que nos saludáramos, he pensado: "Maimónides, te has dejado el casco y el chaleco antibalas en la oficina...".

No había ninguna posibilidad ni de diálogo ni de debate, el usuario en cuestión había cerrado su mente, -brazos cruzados delante del cuerpo- e incluso en algún momento mostró por lenguaje gestual posturas compatibles con superioridad y arrogancia -brazos en jarras, de pie, mirada hacia abajo-.

Escepticismo, cansancio, desconfianza... todo aquello que se supone forma parte de una buena gestión del cambio, que está claro brillaba por su ausencia, unido a una más que deficiente comunicación de los objetivos del proyecto, creo que han sido los responsables del espectáculo al que he asistido.

Ha sido francamente desagradable.

Con mucho esfuerzo y sin perder las formas, hemos conseguido salir "ilesos" de la sesión, ahora bien, el objetivo, comentar una humilde ficha de un indicador, no ha sido posible cumplirlo. :-(

lunes, 14 de julio de 2008

De los tiempos de espera...

¿Alguno de vosotr@s se ha fijado en que gran parte de nuestra dedicación se invierte en esperar?

Entre otras cosas, esperamos:
  • a que se ejecute un proceso
  • a que nos atiendan nuestros superiores
  • a que nuestro helpdesk nos resuelva algún incidente
  • a que arranquen los ordenadores
  • a que llegue un usuario
  • ... (añadid lo que creáis conveniente)
Hay veces en los que tenemos suficiente carga de tareas para rellenar estos tiempos de espera, pero, ¿y cuando imperiosamente debes esperar, porque esperamos la ejecución de un proceso para seguir?

Modos para ocupar este tiempo, haberlos, haylos.

Que además sean productivos para la organización, los menos.

Siempre he pensado que quienes nos dedicamos a esta nuestra profesión, aparte de capacidad técnica y empatía con los usuarios, debemos cargarnos de dosis masivas de paciencia.

jueves, 10 de julio de 2008

Un final agridulce

Mañana despediremos a un compañero que va a trabajar a una consultora, a un buen profesional.

¿Las causas de su marcha?... Variadas, muy variadas:

  • Expectativas no cumplidas
  • Salariales
  • Ambiente
  • Hartazgo

Quizás también anhela un cambio profesional.

Las aventuras, como la de este compañero, pueden salir bien o mal, pero la experiencia que ganará y cómo se tendrá que gestionar su cambio es algo que, de “per se”, merecería un libro entero.

La verdad es, que en esta época, todos tenemos el regusto del final de curso, probablemente una reminiscencia de nuestros años como escolares.

Verano siempre marca una tenue pero efectiva frontera entre el primer y segundo semestre del año.

Hora pues de hacer balance.

En este momento en que los rigores del estío aprietan, lo que menos apetece es leer el blog de un profesional como yo, apetece más disfrutar de la familia y de las múltiples actividades al aire libre que propicia nuestro privilegiado clima.

No te tendré en cuenta, estimado lector/a si en este punto, apagas el PC y decides seguir mi consejo ;-)

Lo que siento es una sensación agridulce, cruzar esta línea, pues para mí se avecinan cambios que pueden ser decisivos en cuanto a proyectos y responsabilidades se refiere, al menos, así parece que va a ser.

No puedo dejar de sentir la pérdida, una más, de alguien que es un buen profesional, ni tampoco el hecho de que el proyecto en el que estoy embarcado va a pasar muy inmediatamente a otro nivel de dedicación, muy inferior a la actual.

Es curioso, pero después de tanto tiempo, apena que aquellos a los que veías a diario y con los que has compartido buenos y malos ratos, van a desaparecer o como mínimo, se va a dilatar en el tiempo la posibilidad de volverlos a ver.

Por supuesto, no abandonaré mi querido blog...

De la importancia de los signos…

Una de las partes más interesantes, y al mismo tiempo, que producen más desasosiego es la relación entre profesionales, ya sea en la misma organización, ya sea en dos organizaciones diferentes que colaboran persiguiendo un fin común.

El conocer a los profesionales con los que colaboras, incluso en algunos casos, a tus adversarios profesionales, y conocer el lenguaje gestual / postural puede marcar la diferencia entre una colaboración pésima o una adecuada colaboración.

Supongo que todos -bueno, al menos los que les guste el fútbol- habréis oído hablar de que determinado entrenador “sabe leer los partidos…” y toma decisiones sobre la marcha para mejorar las prestaciones de su equipo.

En el transcurso de reuniones (por ejemplo, de seguimiento de proyectos) en las cuales participemos, el conocimiento del lenguaje gestual puede marcar la diferencia entre una buena reunión o una reunión pésima.

Debemos adiestrarnos en la observación de nuestros interlocutores, ya que, a diferencia de la expresión oral, la gestual no esconde sus verdaderas intenciones.

Existen diferentes libros y enlaces de Internet en las que se trata este tema, que para mí es tan importante como el conocimiento técnico o funcional que se pueda atesorar.

Supongo que algún lector/a puede pensar “y por qué no seguir y hablar del lenguaje gestual aplicado a la relación no profesional…”

Bueno… desde luego he presenciado situaciones realmente divertidas sobre este punto, aunque debo confesar que nunca he experimentado esto en primera persona, siempre las he vivido como espectador.

Quizás este tema, el flirteo en ambiente profesional, pueda ser motivo de otro post, en otro momento.

martes, 8 de julio de 2008

De blogs hablamos...

Hay algunos blogs que para mí son de lectura obligada:

En otro post os hablaré de algunos de los tesoros que he ido encontrando en dichos blogs.

Felicidades a los autores por la gran calidad de los contenidos de sus espacios.

domingo, 6 de julio de 2008

Del contacto con el nivel ejecutivo...

El miércoles pasado tuve una experiencia que sólo puedo calificar como "religiosa"

Dentro del departamento ha habido problemas, sobre todo de comunicación, una reorganización...

Como ya os podéis imaginar, "radio macuto" estos días ha funcionado a pleno rendimiento creando un clima laboral que sólo puedo calificar como "muy tenso" y poco propicio a trabajar con calidad.

En estos casos, por formación y carácter, lo que busco para romper la incertidumbre es encontrar a quien tiene información precisa para hacer las preguntas adecuadas: a la cabeza, entre los ojos..

Así pues, ni corto ni perezoso, envie un email a quien, a mi juicio, poseía las respuestas.

La Directora General.

Me propuso verme el mismo día o al día siguiente.

Nos vimos al día siguiente.

Debo decir que aunque esperaba un clima más o menos cordial, no esperaba respuestas, sólo esperaba ser escuchado y las inevitables represalias por saltarme la cadena de mando.

Fui escuchado, me dió respuestas, y lo más importante, me tranquilizó.

No exagero si digo que después de salir de la reunión me sentía como recién salido de una sesión de baño y masaje.

Esta es la parte positiva.

La negativa es que, probablemente, en algún momento, habrá algún tipo de represalia por parte de alguien, probablemente un profesional gris, que no supo gestionar correctamente la crisis ni comunicar adecuadamente al departamento el alcance de la reorganización.

Estoy tranquilo, sé que he hecho lo correcto.

Y creedme si os digo que pase lo que pase, si se vuelve a dar este tipo de situación, volveré a actuar del mismo modo.

De jornadas y talleres hablamos...

Junio ha sido un mes movido para mí.

Después de mucho, demasiado tiempo, he vuelto ha dejarme ver "en público".

Entre proyectos y convulsiones internas de mi organización, ha sido una buena oportunidad para airearme.

Quizás el que más me ha impactado ha sido el workshop de eHealth Management, organizado por ePractice en IESE el 9 de junio.

La calidad de los casos expuestos realmente fue muy alta.

Hacía tiempo que no salía de un taller con la satisfacción de haber aprendido cosas, y de haber conocido a profesionales que realmente pueden aportar valor a los proyectos que presentaron.