domingo, 27 de julio de 2008

Mi lado más humano

Recuerdo, que, no hace mucho, una usuaria, en medio de una sesión de trabajo bastante densa, me preguntó: "...y tú, ¿nunca pierdes la cabeza...?"

Desde luego, en mi entorno profesional no me puedo permitir perderla nunca.

Esto no quiere decir que no sea humano ni tenga sentimientos.

Esto viene a colación porque hoy ha habido una lectura de una noticia de "El Periódico" que me ha hecho llorar.

La muerte de Randy Pausch.

Pausch era profesor de Informática en la universidad Carnegie-Mellon, y en el transcurso de un curioso (para nosotros) ejercicio de "y si fuera tu última clase, ¿cómo la encararías?", el la encaró diciendo la verdad.

Su verdad era que probablemente era su última clase, que le habían detectado un cáncer de pancreas, y que tras los tratamientos (cirugia, quimioterapia, radioterapia) tenía metástasis generalizada y le quedaban unos pocos meses de vida.

En sí la noticia no es impactante, lo impactante es cómo encaró sus últimos días y la entereza como lo hizo.

Y lo que me ha hecho llorar ha sido esto:



Descansa en paz, Randy Pausch. La humanidad ha perdido a una gran persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario