Una gestión del cambio diferente.

Muchas veces en el transcurso de una implantación de cualquier herramienta software en un entorno sanitario (aunque sería extrapolable a cualquier entorno, en realidad) nos encontramos que hay un número significativo de usuarios que:

-No han tocado nunca un ordenador, o
-Lo han tocado poco, o
-Tienen miedo de tocarlo por alguna razón.

El caso es que cada vez que se implanta un nuevo software, muchas veces es con una indicación a priori de que los usuarios tienen conocimientos mínimos de Windows / Ofimática, y después resulta que no es así.

Y además, a veces, no tan sólo hay un problema de conocimiento de aplicaciones de base, sino que además puede haber algunos problemas posturales... tales como sentarse correctamente, ajustar la pantalla a la vista o incluso el cómo coger correctamente el mouse...

He visto a lo largo de mi carrera maneras absolutamente extravagantes de coger el dispositivo, incluso con un cierto asco... afortunadamente, los mouse presentes en los centros no suelen ser como el de la foto que ilustra este post.

Y siempre cuando me he encontrado con este problema he hablado con el usuario / usuaria para explicarle cómo coger correctamente el mouse... y si aún así seguían con su fobia, el truco en ellas es ayudarles a colocar la mano correctamente y decirles muy serio que se imaginen que están cogiendo la mano a Brad Pitt, y en el caso de ellos la mano corresponde a Catherine Zeta-Jones.

Nunca falla... ;-)

1 comentario:

  1. Pero es que el ratón en ocasiones da calambres, ¿no lo sabías?

    Tienes más razón que un santo.

    ResponderEliminar