lunes, 7 de septiembre de 2009

Tecnología "Top Manta".

Leo en Linley Chips In un curioso post en el que se afirma que durante el curso pasado se han fabricado 1200 millones de teléfonos móviles y que las factorías que han suministrado los chips para este tipo de dispositivos han fabricado 1430 millones de chips.

No debe extrañar la cifra de 1200 millones de móviles fabricados: si pensamos que sólo Nokia, en sus factorías, es capaz de fabricar 10 móviles por segundo, y Foxconn, para Apple, el año pasado tenía una cadencia de producción de 800.000 iPhones a la semana… y sólo son dos fabricantes; están Motorola, HTC, SonyEricsson, Sharp, Nec, Samsung, LG…

Añade este post que, tras contar móviles, modems USB, y otros dispositivos móviles, aparentemente faltan 150 millones de chips... mejor dicho, hay chips para fabricar 150 millones de teléfonos, teléfonos… ¡que no se han fabricado!

Hmmm... ¿Realmente faltan? Quiero decir, Qualcomm, por ejemplo, ¿ha denunciado que le han robado chips?

En GigaOm, en referencia a este post, habla de fabricantes artesanales en China, y también de fabricantes piratas, y aún así y todo, ¡son muchos chips!

Muestro a continuación un diagrama de bloques de un smartphone de última generación, extraído de la web de Texas Instruments; el chip al que me refiero es el denominado Applications Processor.
Así que, ante la palabra china "shanzai", usada tanto por el blog original como por GigaOm, palabra que no había oído nunca, referida a estos fabricantes locales o piratas (en algunos sitios usan la palabra "bandit" para referirse a ellos), he decidido investigar un poco a ver qué encontraba vinculado a esta palabra.

De entrada, dos definiciones: la de Wikipedia y la de Shanzai.com.

Cabe decir que en este último sitio, celebran el post que ha dado pie a este escrito, diciendo que su cuota de mercado va en aumento, en detrimento de los Big 5...

Lo que he visto: son fabricantes de productos electrónicos, mayoritariamente teléfonos móviles y netbooks, aunque también fabrican otros artículos de electrónica de consumo, como MP3, que en unos casos crean productos muy locales como los de la foto de abajo (extraído de Make:).

Y también hay otros fabricantes que hacen copias "piratas" de teléfonos de gran difusión de marcas establecidas, como por ejemplo Nokia (N95) o Apple (iPhone),

Cabe decir que estos fabricantes muchas veces añaden funcionalidades que en el modelo original no se encuentran, como por ejemplo radio FM en un iPhone.

Algunas imitaciones, desde un punto de vista visual están muy conseguidas, sensación que generalmente se desvanece cuando se pone en marcha el teléfono.

En cualquier caso, y para abaratar costes, los fabricantes usan diseños de referencia y módulos preensamblados de coste muy bajo, y en general, usan los diseños y componentes de un fabricante taiwanés llamado MediaTek.

Recordáis que hace unos párrafos hablaba de netbooks: bien, parece que les gusta el diseño minimalista de los MacBook de Apple, y tienen modelos parecidos al MacBook Air, que según los fabricantes shanzai tiene más prestaciones (número de ports USB o batería extraíble), pero que está movido por un procesados Atom, y no queda claro el sistema operativo que lleva (que no creo que sea MacOsX).

¿Y cómo los fabrican?

En estos dos posts de Wayerless, "Industria de la clonación: Desde China con Amor (Parte I)" y "Industria de la Clonación (Parte II): Tu pirata soy yo", se exponen de un modo muy didáctico tanto modus operandi como resultados finales...

Estos dispositivos, que oficialmente no se venden en España, no suelen cumplir la normativa vigente, e incluso en el caso de los teléfonos, representan un riesgo para la seguridad de los ciudadanos, de acuerdo con la información disponible en este post.

En cualquier caso, si en algún sitio de subastas (como eBay) veis algún teléfono de origen asiático y con un precio escandalosamente bajo (como un iPhone a 150$, o bien las fotos que tienen alguna sutil diferencia con el original...) desconfiad, pues muy probablemente sea un dispositivo shanzai.

No hay comentarios:

Publicar un comentario