Máquinas virtuales: sistemas operativos para ordenadores.

Como os explicaba en el post anterior, he elegido el gestor de máquinas virtuales opensource VirtualBox para instalar en mi Mac. También existen versiones para Windows y Linux. 

El procedimiento de instalación es sencillo, por lo que no me extenderé sobre esto. Una vez instalado, arrancamos VirtualBox y nos aparecerá una ventana parecida a esta (es la captura de la versión MacOSX, la versión Windows será muy parecida). 

NOTA IMPORTANTE: os recuerdo que tengáis en cuenta las condiciones de licencia con respecto a los sistemas operativos que instaléis. 



Creación de nueva máquina virtual. 
En la imagen vemos diferentes máquinas virtuales preparadas, pero lo que vamos a hacer ahora es crear una máquina virtual Windows XP desde cero.

En primer lugar, click en “Nueva”. Nos aparece una ventana en la que se nos pide el nombre de la máquina, tipo de sistema operativo y versión. Por defecto nos aparece Windows y Windows XP, pero si vamos jugando con el desplegable “Tipo” y con “Versión”, veremos que nos aparecen diferentes versiones. Debemos dar un nombre a la máquina y ajustar el tamaño de RAM, que por defecto es de 192Mb, pero que recomiendo ajustar a 256Mb. Nos salen diferentes opciones para crear el disco duro, recomiendo dejar el ajuste por defecto. Click en “Crear”. 


Nos aparecerá otra ventana, esta vez para ajustar los parámetros del disco duro. Para hacer una prueba, recomiendo los valores por defecto. 


Click en “Crear” y con esto nos creará la partición de disco. Volveremos a la ventana inicial, donde ya nos aparecerá la máquina que acabamos de crear. 

Tenemos que hacer un ajuste adicional obligatorio, que se refiere a la red. Hacemos click encima de la máquina virtual y click en “Configuración”. Click en la opción “Red”. En “Conectado a” elegiremos “Adaptador puente”. En “Nombre”, aparecerán los adaptadores de red del sistema operativo host que tienen conexión activa con la red. En mi caso, como voy vía WiFi, elijo “en0: Wi-Fi (AirPort)". Click en “Avanzadas”. Aparecerán diferentes opciones. Sólo nos vamos a fijar en tipo de adaptador, que sale por defecto “PCnet Fast III (Am79C973)” y que se corresponde a una tarjeta de red cuyos drivers ya están en la instalación de WindowsXP y que esté marcado el check “Cable conectado”. 
 

Click en “Aceptar” y ya estamos listos para arrancar Hacemos un click encima de la máquina virtual y click en “Iniciar”. El sistema iniciará su arranque como si fuera un PC y buscará la unidad óptica para iniciar la instalación de Windows XP. Si no detecta una unidad óptica nos aparecerá la siguiente ventana para elegir la unidad donde está el CD de instalación del sistema operativo. 


Aseguraos de que tenéis un lector de CD y una licencia original de Windows XP en su interior. Et voilà! Después de un rato, dispondremos de un Windows XP perfectamente funcional en nuestro ordenador. 

Importación de una máquina virtual creada con VMWare. 
Cabe la posibilidad de que ya tengáis una máquina virtual existente creada con VMWare y la queráis ejecutar bajo VirtualBox. 

Hay dos opciones: la primera que tengáis la máquina exportada en formato OVF, con lo que sólo tenéis que ir a “Archivo”, “Importar servicio virtualizado”, click en “Abrir servicio” y buscar en el Finder o en el explorador de archivos de Windows el archivo OVF. 

En el caso que tengáis algún problema de formato en el archivo OVF o bien no dispongais de él, es obligatorio poder tener acceso a la carpeta del sistema donde esté la máquina virtual que queramos importar. 

En primer lugar tendréis que copiar la carpeta que contenga la máquina virtual de VMWare a vuestra máquina (o en otro directorio). Luego, crearemos una nueva máquina virtual (tal como hemos visto en el punto anterior, con la salvedad de que en la primera ventana, donde nos pide “unidad de disco duro”, debemos elegir la opción “Usar un archivo de disco duro virtual existente”, y usando el Finder o el Explorador de archivos, buscaremos en la carpeta donde está la máquina virtual VMWare un archivo con la extensión VMDK. Veréis que hay varios archivos VMDK en la carpeta, algunos cuyo nombre de archivo acaba como “-sXXXX” donde XXXX es un número correlativo, y uno en el que no hay ningún tipo de sufijo; ese es el que tenemos que seleccionar. Click en “Crear” y ya está. 

Ahora tenemos que ajustarla, dado que usando este método hemos importado el disco donde está el sistema operativo virtualizado, pero no su configuración. 

Sin arrancar la máquina, click encima de ella y click en “Configuración”. En el orden de pestañas que os digo hay que tocar los siguientes ítems: 
  • General: En “Avanzado”, “Compartir portapapeles” y “Arrastrar y soltar”, elegir “Bidireccional” 
  • Sistema: En “Procesador” activar “PAE/NX”. En “Aceleración”, “Habilitar VT-x / AMD-V” y “Habilitar paginación anidada” activos. NOTA: dependerá de la CPU que tengáis en vuestra máquina host el que podáis activar estas opciones o no. 
  • Pantalla: “Habilitar aceleración 3D” activo. 
  • Red: mismos ajustes que en los comentados en “Creación de nueva máquina virtual”. 
  • Carpetas compartidas: os sugiero que apuntéis a alguna carpeta del equipo host, lo que os permitirá pasar archivos de host a máquina virtual y viceversa. Añadís la carpeta, con el atributo de “Automontar” activado y ya está. 
Ahora ya está configurado. Vamos a arrancar. Para activar el CTRL + ALT + SUPR: Debemos ir a “Machine”, “Insert CTRL + ALT + DEL”, y en la máquina ya nos aparecerá la ventana de usuario y contraseña. 

En caso de problemas.
En el caso en el que tengáis algún problema de red, recomiendo que vayáis al “Administrador de dispositivos de Windows” y comprobéis la tarjeta de red que está configurada. Si el controlador es el de la máquina origen VMWare la deberéis cambiar por “Adaptador de Ethernet PCI AMD PCNet Family”, instalad los drivers y funcionará. 

Para encontrar los drivers, en el menú “Devices”, usad la opción “Install guest additions”. Esto hará que en “Mi PC” aparezca una nueva unidad de red, y que se ejecute un wizard. Para instalar los drivers, en el Administrador de dispositivos, “Acción”, “Actualizar controlador” (o “Buscar cambios en hardware”), “No por el momento”, “Instalar desde una lista de ubicación específica”, “Incluir esta ubicación en la búsqueda”, ubicación “C:\Archivos de programa\Oracle\VirtualBox Guest Additions”. 

Algunos consejos.
Recordad que aunque virtualizado, el sistema operativo necesita ser apagado de la forma correcta y que al estar conectado a la red, también es sensible a las amenazas tipo virus, troyanos… así que es necesario que os protejáis adecuadamente. 

Os recomiendo un paseo por las diferentes opciones de VirtualBox, así como que os leais los diferentes tutoriales que encontraréis tanto en su web como en múltiples sitios de Internet. 

Enjoy it! 

P.D.: Sí, sí, lo habéis visto bien... ¡máquinas virtuales Android! ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario