lunes, 1 de noviembre de 2010

Magia.

En el PodCampBCN en el que intervine, tras de mí habló Olga Fernández, que impulsa una iniciativa, e-Criterium, que debiera ser seguida con el máximo interés.

Olga nos explicó una anécdota, sobre una carta, recibida en un servicio de Ginecología y Obstetrícia, que según sus palabras, cambió el servicio para siempre.

Cito en cursiva el contenido de la carta tal como la recuerdo de la narración de Olga:

He sido tratada correctamente... enfermeras, médicos, celadores, todos han sido muy correctos conmigo... y todo ha ido bien, los dos estamos bien. Sólo hay una cosa: en ningún momento, cuando han tratado conmigo, nadie me ha mirado a los ojos... nadie.

En el transcurso de estos días, con motivo de la puesta en marcha de i2HealthSantPau, he estado hablando con muchas personas, de la industria, de asociaciones de pacientes, y al hablar de mejoras en la relación entre clínicos y pacientes, todos tienen alguna historia parecida para explicar.

Por tanto, parece que hay recorrido, parece que es posible avanzar en este aspecto: y no es una inquietud sólo mía, "en el otro lado de la mesa" encontramos posts estupendos de Julio Bonis, Salvador Casado, María José Alonso o la Dra. Cole que ahondan en este tema desde su perspectiva como profesionales...

Os voy a hacer una reflexión que puede parecer impropia de un tecnólogo como yo...

No existe ninguna tecnología actual que pueda suplir la calidez de un abrazo, el afecto de una caricia, el fulgor de una mirada... cosas que también un paciente, "el que padece", también necesita para su tratamiento.

Estos gestos pueden ser considerados magia, magia de la buena.

8 comentarios:

  1. Es posible establecer un contacto humano con la persona que tenemos delante, pero si pones una mesa, un ordenador, un palillero, un .... no puedes ni verlo ....
    Magia es quitarlo todo .... simplemente.

    ResponderEliminar
  2. De un tiempo a esta parte creo ver muchos comentarios respecto a la relación médico -paciente realizados por no médicos. Evidentemente están en todo su derecho desde la posición de pacientes. Pero en mi opinión responden a una moda poco real. En mi actividad profesional es raro el dia en que no establezco "contacto físico" con mis pacientes. Apretones de manos, abrazos y claro, besos. Ancianos, niños y personas de cualquier condición. Eso es la base de la relación médico-paciente y, sin dudar del deterioro de la profesión, del que no dudo, del mismo modo que no dudo del deterioro de nuestra sociedad, no creo que se trate de una postura mayoritaria. O como mínimo no lo quiero creer.
    De todos modos gracias por abrir los debates. Eso es positivo en si mismo.

    ResponderEliminar
  3. "No existe ninguna tecnología actual que pueda suplir la calidez de un abrazo, el afecto de una caricia, el fulgor de una mirada... cosas que también un paciente, "el que padece", también necesita para su tratamiento"

    Cuánta razón llevas!!!

    Eso es algo fundamental siempre, aunque es cierto que puede que haya especialidades en las que los pacientes y las familias necesiten especialmente esa parte más humana por parte del médico.

    Como sabes, todavía me quedan unos meses para terminar la especialidad y me quedan muchísimas cosas por aprender! (tantas que me da mucho respeto pensar en que ya termino...:S). Pero no todo van a ser carencias, también creo que he aprendido muchas cosas de la parte más "humana" de mi profesión. Durante estos años me han asignado muchos pacientes y, aunque han sido principalmente paliativos, también los he visto de todo tipo en la planta, la urgencia, la consulta... Todos ellos han tenido algo en común, y es que siempre han agradecido mi cercanía, el trato que les doy... Quiero pensar que esa sonrisa que tengo en la reserva para dársela a ellos todos los días y ese cariño que intento transmitirles, les ayuda a llevar las cosas un poco mejor. Más de una vez no he podido evitar darles un beso o un abrazo... y a veces he llegado a pensar que no debería haberlo hecho, que así no debe comportarse un médico... pero, ¿cómo voy a negar un abrazo a alguien que sé que lo necesita como el que más? Ufff! No sé, supongo que habrá todo tipo de opiniones al respecto, pero cada día que pasa creo que nunca cambiaré y, ¿sabes por qué? Porque no quiero cambiar en ese sentido. Ese cariño que les tengo a veces hace que me lleve disgustos (trabajando en lo que trabajo esos están a la orden del día... :() pero también me da tales alegrías que, como os he dicho en más de una ocasión, me llenan tanto que me animan a seguir donde estoy y pensar que no me he equivocado. El otro día hablaba con mi R2 de cómo acabé haciendo Oncología Radioterápica cuando yo lo que quería ser era Rehabilitadora (algún día os lo explicaré en el blog ;)), no tienen nada que ver, lo sé, pero la vida es así, tiene esos giros que la hacen tan especial. Al principio mi decisión les sorprendió a todos (cómo no iba a sorprenderles si me sorprendió hasta a mí! ;)), pero ahora sé que mi destino era éste, que estoy donde tengo que estar. En unos meses empieza una nueva etapa en mi vida y sólo espero poder hacerlo bien, que mis pacientes estén contentos conmigo, y nunca perder la ilusión que tengo en este momento (a lo mejor pido demasiado! Espero que no...)

    Enhorabuena por tu post!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la anécdota,Rafa.Es real. Disiento en la calificación que te das de tecnócrata. Si sólo fueras eso, jamás podrías escribir este post. Y al resto de comentaristas profesionales un ruego: por favor no cambiéis.Recetad medicamentos, pruebas, revisiones..pero sobre todo esa sonrisa, esa proximidad, esa mirada.
    Ojalá los médicos/as que lo olvidan, leyeran estas cosas.
    Besos analógicos

    ResponderEliminar
  5. que razón tienes Rafa! para una persona que padece y sufre "la calidez de un abrazo, el afecto de una caricia, el fulgor de una mirada... " es fundamental para su bienestar emocial y por lo tanto para su salud.

    Felicidades por tus aportaciones!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. @Juana: gracias por el comentario... si "ese" todo es una barrera, debe ser eliminado. :-)

    @Javier: gracias por tu aportación! :-)

    @Xavier Blasco: bueno... los inputs que tengo al respecto es que no es ni mucho menos una tendencia generalizada y estoy seguro que gran parte de tus compañeros mantienen contacto físico con los pacientes, pero sí me ha parecido lo suficientemente significativo como para escribir este post. Muchas gracias por tu aportación! :-)

    @MsConcu: si alguien es un ejemplo en el trato con el paciente, ésta eres tú! Muchas gracias por tu aportación! :-)

    @ecriteriumes: Olga, sé que es real, y por eso me he permitido la licencia de comentarla en el post. Cierto, soy un técnologo muy peculiar.. ;-) Muchas gracias por tu aportación! :-)

    @cxestal: muchas gracias por tu aportación! :-)

    ResponderEliminar
  7. Es que lo bonito de la medicina es que no sólo es ciencia, también es humanidad.

    ResponderEliminar