jueves, 15 de septiembre de 2011

No RCP: ¿Lo harías?

Ayer al mediodía, mientras esperaba a oír el espacio de radio de Pilar Zúñiga, TocamElsWebs, estuve haciendo tiempo oyendo Radio Andorra.

En un momento de la transmisión se explicó, muy por encima, la historia de una jubilada de 81 años, sin más problema de salud que una diabetes, que se había tatuado en el pecho "Do not resuscitate".

Lo twitteé, y rápidamente Inés y Olga me dijeron que sí, que era cierto, y que lo habían visto, pasándome el link de una publicación mejicana.

Rápidamente puse a Google a trabajar y encontré otras fuentes, como el Daily Mail o la BBC.

Siguiendo el hilo de la notícia de la BBC, encontré otra anciana, enfermera retirada de 85 años, con el tatuaje que ilustra este post.

Volviendo a nuestra jubilada de 81 años, no tiene un tatuaje: tiene dos.

Al parecer, quiso asegurarse de que leían el mensaje del pecho, así que se tatuó en la espalda "P.T.O." (please turn over - por favor, dénme la vuelta) y una flecha...

Si como parece, estas dos personas quieren asegurarse que no las someten a RCP, y que probablemente un equipo de emergencias médicas o un servicio de urgencias de un hospital primero salvarán la vida y después mirarán el Registro de Voluntades Anticipadas, ¿es éste un medio lícito de informar al equipo que intentará salvarles la vida de que no lo hagan?

Un tatuaje, tal como nos explica en este estupendo post la Dra. María José Alonso, no se puede eliminar de una manera simple.

Podemos pensar que estas dos personas no se han tatuado este mensaje a la ligera.

Por otro lado, y dada la casi imposibilidad de modificar un tatuaje, y la gran dificultad para borrarlo, ¿se puede asumir que un tatuaje en la piel humana equivale a un documento?

Y si así fuere, clínicos que estáis en equipos de urgencias o emergencias médicas, ¿qué haríais si se os presenta un caso como estos que he descrito aquí?

18 comentarios:

  1. Buf, interesante.
    En ocasiones no es posible esperar a conocer el documento de voluntades anticipadas del paciente, así que:
    Teniendo en cuenta que desconocemos si se arrepiente del tatuaje o no, si no hay un familiar cercano que nos asegure esa voluntad opino que toca RCP.
    Dudo mucho que ante un juez podamos defendernos de la denuncia de la familia de la difunta con un "lo ponía en un tatuaje".

    ResponderEliminar
  2. Uff, es un tema realmente complicado. Puede que el tatuaje en el pecho no pueda ser considerado un "documento oficial" pero creo que esa persona no tiene dudas en este aspecto.

    Y con respecto a la última pregunta, si de mí únicamente dependiera la decisión, respetaría su voluntad (a no ser que algún experto en temas legales nos contara que estaría metiendo la pata hasta el fondo)

    A ver si la gente se anima y va opinando por aquí. Es un tema difícil pero realmente interesante.

    Gran entrada Rafa!

    ResponderEliminar
  3. Preguntas oportunas y valientes ¿alguien se atreve a contestar? .... ¿por qué alguien siente la necesidad de hacerse un tatuaje así? .... muchas preguntas a cerca de esta "medicina loca" del "hombre blanco" ....

    ResponderEliminar
  4. Antes de contestar he buscado la definición de documento legal.

    He encontrado un estudio que intenta aclararnos algo respecto al mismo.

    Según éste "El documento privado es el documento que se hace en la esfera privada: la carta y el contrato, por ejemplo. En esta esfera rige el principio de la autonomía de la voluntad, se puede hacer todo lo que se quiera mientras no se violente la ley, por lo que en lo que respecta a documentos privados siempre que sean reconocidos por las personas que los firman tendrán validez legal, independientemente del soporte en que se otorguen"

    Dejo el enlace para que lo miréis: http://www.archivonacional.go.cr/pdf/valor_legal_probatorio_doc.pdf

    Pues a partir de esta definición quizá sí que sería válido el tatuaje, de hecho, una de las frases del estudio dice "documentos en soportes que a la fecha ni siquiera tenemos idea de que existirán" A lo mejor no se refería a la piel como soporte, pero puede que podamos aplicarlo.

    El problema de esto es que ante una urgencia uno no se para a leer las últimas voluntades ni se plantea si el tatuaje es o no legal, siempre y cuando ésta se produzca en determinadas condiciones. Es decir, si se conoce de antemano la voluntad del paciente o no.

    Por favor, los que sepan del tema que hablen...a mi no me queda nada claro.

    ResponderEliminar
  5. Yo no lo tendría nada claro; estaría más de acuerdo con el primer comentario de Juan, salvo que algún familiar cercano nos asegure el tema no me parece que el tatuaje tenga valor legal.
    Esperando también comentarios de expertos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya tema que nos propones... Si ya es difícil decidirlo aquí sentados delante de la pantalla, imagina tomar esa decisión cuando tienes al paciente inconsciente delante y estás trabajando con él.

    Poniéndome un poco en situación y con el estrés y la presión que implican estas situaciones.

    Yo creo que en este caso actuaríamos de la misma forma que hacemos en los otros casos en que existen dudas sobre si el paciente es reanimable o no.

    Iniciaría RCP, a la espera de confirmación de la orden de no reanimación por un familiar.

    Y ahora la pregunta es ¿y si no hay familiar?

    La cosa se complica, si se ha tatuado no uno si no dos tatuajes será por algo. Si se hubiera arrepentido se los habría tachado o borrado...

    Tampoco soy experto en legal, así que supongo que lo comunicaría al Centro Coordinador por si desde allí se pudiera verificar la orden o ponerse en contacto con un Juez.

    Se avecina un buen debate. Quedo a la espera de más opiniones.

    ResponderEliminar
  7. En la notícia del Daily Mail encontraréis las fotos de los tatuajes del pecho y espalda.

    @todos: muchas gracias por los comentarios. Sospecho que hay un cierto vacío legal en este caso concreto, pero aún así y todo sería muy valiosa la opinión de un gabinete jurídico de un centro sanitario.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por dar este paso Rafael; yo también vivo entre las dudas legales... pero me alegra ver que casi nadie duda desde el punto de vista ético; eso indica un "estado de opinión social" que, sin duda, acabará reflejandose en la legislación.

    Si un tatuaje valiese como expresión de "últimas voluntades" no necesitaríamos los complejos sistemas adoptados por las administraciones sanitarias; y ¿quien garantiza que el tatuaje fue realizado por voluntad de quien lo porta?... en fin; son decisiones "fáciles" de tomar ante un teclado, pero difíciles de tomar en el momento de la verdad.

    ResponderEliminar
  9. Buenos días
    Si llego a los 81, puede que en ese momento no...pero creo que a los 85 volveré a fumar y me tatuaré: fecha de caducidad (la fecha). Estaré muy contenta por volver a fumar y por confesar mi cumpleaños :-).
    Otra terrible confesión: yo a esa señora le haría una RCP flojita, suavecita, con un DESA con pegatinas también caducadas, un poco mudo, yo un poco sorda...
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante... Y difícil!! Yo tampoco creo que el tatuaje tenga validez legal.. Pero lo tomaría con calma mientras se logra comprobar la NO RCP, sopesando todo lo que tengo delante.. Con tranquilidad.. Y seguro no haría la RCP como a una persona joven... Como bien dice BlancaUo.. Ahora mismo, por lo menos en mi entorno hospitalario se respeta muy muy poco la NO RCP... @anavaleria23

    ResponderEliminar
  11. Tengo bastantes pacientes tatuados y quiero participar una información.
    Puede que los tatuajes no puedan eliminarse, que creo que si es posible, con intervención quirúrgica. Creooo.
    Lo que si es cierto es que muchos cuando se arrepienten del tatuaje en cuestión, se hacen otro encima.
    Así que la mujer podría poner "¡Es broma!" o un barco velero con tres mástiles.
    Fijo que no voy a encontrarme en esa situación, en mi trabajo como fisioterapeuta, pero tiendo a pensar que reanimaría al individuo.
    Interesante tema, si señor.

    ResponderEliminar
  12. Como intensivista no me cabe ninguna duda de que la paciente es reanimable. Una vez reanimada se objetivaran que condiciones clínicas presenta tras estabilización. El abanico es muy extenso, y hoy vemos en nuestras UCIs que puede ir desde asintomática y en sus condiciones basales previas, hasta situación de deterioro que haga plantear limitación del esfuerzo terapéutico cuando las medidas de cuidados médicos y de enfermería se demuestren fútiles. Voy al tema central: en mi opinión una voluntad de NO RCP expresada de esa manera y con ese "soporte" no puede ni debe ser seguida. Y no se viola el principio de autonomia del paciente sencillamente porque no tenemos constancia de que esa voluntad de no RCP sea la real de la enferma, independientemente de que, desde luego, normativamente en ningun caso lo es.

    ResponderEliminar
  13. Puestos a suponer, supongamos graves lesiones en la mujer, supongamos que tras la RCP queda grave daño cerebral. ¿Qué respuesta daríamos a la familia cuando nos pidiese explicaciones? Un tatuaje no es algo que se realice en un momento de aturdimiento para cargar con él de por vida. Es una pregunta difícil de contestar pero no sé yo no tengo tan claro la RCP por no ser el soporte adecuado, mejor soporte que mi propia piel para dejar mi voluntad no veo. Creo que es una forma de comunicación, ¿paciente empoderado? ¿escuchar al paciente? ¿dónde dejamos esto?. Una decisión difícil , pero yo pienso que no reanimaría.

    ResponderEliminar
  14. Olvidaba decirlo, no perdamos la perspectiva. Estamos hablando de una persona de 81 años no algún joven alocado. Si ella ha decidido hacerse el tatuaje tendrá sus razones ¿Seguro que el planteamiento es el mismo en ambos casos? Sigo pensando lo mismo, en este caso no reanimaría.

    ResponderEliminar
  15. Una cuestión tan fundamental esta regulada y para ello existen los registros de voluntades anticipadas y en su caso la voluntad expresada ante notario o, en última instancia, ante los familiares o amigos más allegados. No vale un tatuaje. Nunca me valdrá. Ni le aconsejaría a nadie que lo valore como prueba de una voluntad anticipada sin genero de duda.
    Respondiendo a Carmen ¿que explicación le dariamos a la familia si no reanimasemos y dijeran que fue un tatuaje de una noche de locura en Ibiza de hace 10 años que no pone de manifiesto su voluntad?.
    Otra cuestión distinta es que queden graves lesiones cerebrales y entonces se plantee limitación del esfuerzo terapéutico con pleno consentimiento informado de la familia y tras una rigurosa constatación de la futilidad de las medidas terapéuticas. Pero esta es una cuestión posterior, la primera es que se debe reanimar.
    Banalizando la cuestión, tambien podría declarar sus herederos en un tatuaje y eso no se aceptaria, cuanto más con la decisión de RCP. Hay instrumentos de sobra, incluso la opinión más reciente manifestada a los familiares y amigos. Así ocurre con el consentimiento o no a la donación de organos, que se suele manifestar a los familiares y amigos y estos transmiten esas instrucciones.
    Yo reanimaria sin genero de dudas, porque la NO RCP es irreversible. Cuantas paradas he visto salir en ancianos por la necesidad de un simple marcapasos.
    Respecto al otro comentario si le damos valor al tatuaje de una anciana hemos de darselo tambien al del joven alocado: esta parado, ¿como sabemos que es alocado? no me vale. Si RCP. Por la salud de la interesada y por nuestra integridad ética y nuestra garantia y la de nuestros pacientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En intensivos la limitación del esfuerzo terapeútico es excepcional, ni los intensivistas , ni la familia quieren esa responsabilidad, con frecuencia he visto agonizar personas con ventilación mecánica porque unos u otros no toman esa decisión, muy dura, por cierto. Tengo grabados los nombres y las caras de las personas dolientes durante días esperando una muerte segura y lenta.
      En el peor de los casos queda un vegetal para alegría o no de su familia.
      Debería haber un respaldo legal con respecto a los tatuajes, y el tatuador debería firmar un código ético con tatuajes de ese tipo.

      Eliminar
  16. Si leemos en una medalla las alergias que tiene una persona, ¿lo damos por válido? Yo creo que sí. Esta semana se me ha roto la cadena de la medalla que llevo con mi advertencia, por lo que ya no la llevo.
    El tatto es permanente no se pierde ni se rompe y no hay que buscar en el bolso informes de alergias u otras dolencias y es más barato que mi cadena de oro.
    Debería existir un documento legal asociado a un tatoo de alergias, implantes y demás, es decir, no poder ponerte ese tatuaje sin más, sino con otro soporte adicional que respalde la legalidad del tatoo.
    Me parece que una persona que se infringe dolor para hacerse un tatuaje así es porque lo tiene claro y es la mejor manera de saberlo. Me estoy planteando hacerme uno: rápido, fácil, inequívoco.

    ResponderEliminar