lunes, 27 de diciembre de 2010

El vuelo de la gallina.

En el post anterior, os hablaba jocosamente de "la visión de los 1000 metros..."

La realidad es que los gestores habitualmente usan esta visión para los cambios en profundidad, pero más que mirar en horizontal, miran en vertical... y su visión corresponde a la que tendría el vuelo de un águila.

Alas extendidas, nada entre nosotros y el horizonte, volando alto, muy alto...

Y el problema es que para que cualquier cambio, cualquier iniciativa, funcione, es necesario aunar el vuelo del águila con el vuelo de la gallina... a ras de tierra, agitando las alas sin parar, avanzando a trompicones y eso sí, con nuestras cortas patas tocando el suelo.

El águila debe poder prever las dificultades, y la gallina, resolverlas para poder seguir adelante.

Pocas veces encontramos en una única persona gallina y águila juntas: las más encontramos águilas de vuelo alto, y lo que menos gallinas "killer" capaces de avanzar a pesar de las dificultades...

Se atribuye a Séneca la frase "Ad astra per aspera" (a las estrellas a través de las dificultades)...

También fue el lema de las misiones Apolo de la NASA... y la gallina llegó a la Luna. :-)

7 comentarios:

  1. Que bien explicado. Yo pretendí ser águila y me estrellé; que bien me habría venido tu post hace unos años. :-)

    ResponderEliminar
  2. Pues si, una gran verdad.
    Aunque el problema es peor cuando hay 3 águilas y una sola gallina.
    Se hace mortal...

    ResponderEliminar
  3. Si eres gallina, pues perfecto, si eres águila, estupendo, reconocerse y luego aceptarse .... aunque me da que somos una "diversidad" .... yo a veces soy aguila, a veces soy gorila, a veces soy .... un pedazo de brujón ....

    ResponderEliminar
  4. Wow,

    Me ha encantado esta fábula-post.
    Se puede decir más alto pero no más claro!
    Y como dice Juana, aceptarse y sacar partido de nuestras habilidades en cada momento o circunstancia.

    ResponderEliminar
  5. El plano operativo, el de la gallina, debe estar coordinado con el plano estratégico, el del águila. A menudo las gallinas van hacia un lado y el águila cree su visión es de fácil implementación. Me gusta mucho el concepto y me lo guardo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El vuelo de gallina, el plano operativo, debe estar sincronizado con el vuelo de águila, el plano estratégico. A veces las gallinas van hacia un lado y el águila hacia otro...
    Muy buen post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. En esta línea de reflexiones yo ofrezco mi visión sobre el mismo tema:
    http://www.golinons.com/artistasbcn/el-compresor-el-ventilador-y-el.html

    ResponderEliminar