domingo, 29 de agosto de 2010

¿Pastilla roja o pastilla azul?

En este post, Jesús de Pablos dejó un comentario (el 3º) que me hizo pensar...

Es cierto, vivimos en un país en el que tenemos una gran dependencia de tecnologías foráneas, desarrolladas por corporaciones transnacionales que mayoritariamente tienen su base, su sede central, ya no en nuestro país, sino fuera de las fronteras de la Unión Europea.

Los gadgets más comunes de uso diario han sido diseñados mayoritariamente en USA o Japón, fabricados en China, contienen partes de software creadas en cualquier parte con herramientas de desarrollo USA.

Sí, es cierto, nuestro país es puntero en otros campos, no tanto en tecnología básica pero si en tecnología aplicada.

Y la dependencia tecnológica, como apunta Jesús en nuestro comentario, tiene sus riesgos... parece imposible que nos enfademos con una determinada empresa o que de repente un país generador de tecnología básica restrinja las exportaciones de dicha tecnología a nuestro país... pero por poder, podría pasar.

Desde el punto de vista estratégico, es una situación nada conveniente.

Y la solución no es, ni mucho menos, volver a los tiempos de la autarquía o aplicar los métodos juche de Corea del Norte...

Esta reflexión me viene bien para introducir una parte de la conversación que tuve con José María Romeo, el editor de los blogs "MIREntrelazados"...

Dentro de la larga y amena charla que mantuvimos, José María me explicó un comportamiento anómalo que, según su opinión, merecía ser estudiado, y es el caso de los estudiantes extranjeros que desean cursar el MIR en nuestro país.

Me comentó que en especialidades como Oftalmología o Cardiología, el porcentaje de extranjeros sobre españoles era superior al 50% a favor de los foráneos.

La cuestión es el después de los años de formación como residente...

Por lo que me dijo, y éste es el área que debiera ser objeto de estudio, hay un número indeterminado de estudiantes que al acabar la residencia vuelve inmediatamente a sus países de origen, con lo que la inversión enorme que hace el SNS para su formación se pierde... y mientras, hay españoles que les gustaría continuar la carrera con la residencia, pero que no pueden por que estás plazas ya han sido ocupadas lícitamente.

No se si la Administración es consciente del asunto, pero encargar un estudio para ver el comportamiento de los MIR foráneos, e intentar encontrar y favorecer perfiles que comporten permanencia en nuestro país, puede ser más importante de lo que pueda parecer: es estratégico.

Y esto no tiene por qué comportar la no admisión de foráneos con un perfil de regreso... es lícito que quien quiera formarse, pueda hacerlo, pero en estos perfiles, introducir alguna fórmula de pago...

O bien, como ya pasó hace años con los pilotos del Ejército del Aire, que en muchos casos tras el paso por la academia, se pasaban a la aviación comercial: actualmente se les obliga a una estancia mínima en las FFAA antes del paso a la aviación civil...

Cuidado... no levanto ninguna bandera xenófoba; levanto una bandera de alerta sobre una formación costosísima que pagamos todos y que en muchos casos, da frutos más allá de nuestras fronteras.

Corremos el serio riesgo de perder nuestra independencia... y rememorando una célebre frase de la primera parte de Matrix, convenientemente modificada para la ocasión, os pregunto:

¿Dependencia o independencia?

5 comentarios:

  1. Buenos días Rafa, con un día de retraso en el numeral, breve comentario y enlaces a dos tablas que miden lo que comentas:

    1.- Breve comentario sobre el % de las dos especialidades que citas:

    Las plazas asignadas en Oftalmología en el MIR pasado fue del 32% de las asignadas y en Cardiología el 21,52% sumando a todos los extranjeros, no solo los del cupo.

    2.- Enlaces

    2.1.- Lo que pasó:

    http://gangasmir.blogspot.com/2010/08/simulacion-de-la-asignacion-de-plazas.html

    2.2.- Lo que hubiera pasado si el cupo se hubiera concretado en el 10% de cada especialidad y no de forma general:

    http://gangasmir.blogspot.com/2010/08/que-hubiera-pasado-si-el-cupo-se.html

    Gracias Rafael por tu eco.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, amigo Rafa. Y salvando muchisísimo las distancias, en mi Hospital, aunque no tenemos MIR, contemplamos un pacto de permanencia para todos aquellos trabajadores que reciben formación por valor superior a 3000 euros. Si abandonan la empresa en un plazo inferior a 2 años, deberán reembolsar el coste de dicha formación en función de un baremo y del tiempo que haya pasado desde que finalizó la misma.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  3. Lo del ejercito del aire en su momento era sangrante: jóvenes que recibían su titulo de piloto y saltaban inmediatamente a la privada, a forrarse.

    No veo para nada que la entrada sea xenofoba, realmente es una formación de altisima calidad y si después el resultado es que el propio sistema no puede disponer de ese especialista, algo falla.

    Por cierto Iñaki, lo del pacto de permanencia me ha gustado mucho. Ya te preguntaré :)

    ResponderEliminar
  4. @gangas gracias por tu aportación... de hecho eres el padre espiritual del post! :-)

    @Iñaki interesante el dato que aportas sobre el pacto de formación. Es muy interesante la perspectiva. :-)

    @Miguel a mí tampoco me lo parecía, pero hay tantas sensibilidades en éste área y tan a flor de piel que he preferido dejar claro cuál era la orientación que pretendía dar al post.

    ResponderEliminar
  5. El residente ya paga su "formación" a base de trabajar por sueldos aun mas miserables que los de los adjuntos y haciendo guardias a precio de limpiadora del hogar (o inferior).

    Si quieren retener a los profesionales que paguen mas, y sino que no convoquen plazas. Lo malo de eso es que entonces a ver como se mantenían las urgencias de los hospitales abiertas 24 horas para tratar cualquier patología (incluido el "doctor no puedo dormir").

    El ministerio y el interterritorial lo tienen claro, los "resis" salen rentables, por eso todos los hospitales quieren tenerlos (cuantos mas mejor), por eso el sistema MIR es el sistema con un acceso mas fácil para médicos de Latinoamérica (mas fácil que en sus propios países si no tienes enchufe) y por eso este año van a permitir una segunda ronda.. Lo que les da pánico es que queden plazas libres, porque eso significa mas contratos de adjutos en las urgencias.

    Lo que de verdad interesa al sistema es residentes recirculando, una especialidad detrás de otra (con sueldos de residente)... Es la única forma de sostener los beneficios laborales de los que empezaron a trabajar en los 70 con la expansión del sistema nacional de salud, que todavía no van a jubilarse y rondan los 50-60 por lo que ya no quieren hace guardias (o quieren dormirlas).

    ResponderEliminar