miércoles, 25 de agosto de 2010

Aventuras y desventuras con un navegador GPS.

En estos días que estoy de vacaciones, estoy usando y disfrutando de mi HTC Hero de Orange, actualizado de Android 1.5 a Android 2.1 siguiendo estas instrucciones.

El caso es que he usado con éxito las funcionalidades del nuevo teléfono (nuevo porque con el cambio de sistema operativo su comportamiento es diferente), y he aprovechado para cargar aplicaciones como Goggles, el cliente nativo de Twitter para Android, y por supuesto, Google Navigation.

Este navegador me hizo instalar unas extensiones TTS (Text-to-speech) y la verdad es que funciona bastante bien, los mapas los descarga en el momento en que traza la ruta y se establece la sincronización con los satélites GPS (y por tanto, trazad la ruta y esperad la sincronización con cobertura de datos y GPS) y tiene algunas características notables, como el retrazado de ruta inmediato si nos equivocamos de camino, las capas, conmutación automática día / noche... con la ventaja de que los mapas siempre son los últimos, aunque a veces..

El domingo tuve que usar el navegador para calcular una ruta entre El Vendrell y el Santuari del Miracle, situado en el término municipal de Riner, en Lleida... así que busco "Santuari del Miracle" y me devuelve una posición que sí, que podía corresponder a dicho lugar... y me devuelve como nombre "Monestir Santuari del Miracle".

Bien, iniciamos la ruta y cuando parecía que llegábamos al final, el GPS nos hace salir de la carretera por un camino de tierra y nos lleva al montón de estiércol más grande que he visto en mi vida... y el GPS, alborozado, nos anunció de viva voz "Ha llegado a su destino".

Ante nuestro asombro (por no decir algo más fuerte), decidimos dar marcha atrás, y encontramos a un hombre, y por supuesto, le preguntamos... nos preguntó si estábamos usando un GPS, y le dijimos que sí, y nos dijo que no sabía porqué los GPS para este santuario siempre se equivocaban... nos indicó la ruta correcta (una desviación de 8Km de nada) y al final llegamos a nuestro destino.

Me encontré con mi suegro, y él decidió una secuencia de búsqueda diferente ("El miracle, Riner") y en este caso si calculó la ruta correcta.

Aunque él usaba un dispositivo TomTom, el proveedor de mapas de navegación para TomTom y Google Navigator es el mismo, es TeleAtlas...

¿Se ha cometido el mismo error en ambos mapas y no se ha corregido?

Una vez acabado el evento al que asistíamos, calculamos conn Navigator la ruta hasta Tuixént, y lo hizo correctamente, salvo que el Navigation (y por esto lleva la etiqueta de Beta) decidió reiniciar el teléfono a medio camino, en medio de la nada, y suerte que mientras que se reinició no había ninguna bifurcación ni nada por el estilo.

Debo decir que el primer error del Navigation nos ha hecho llorar de risa...

Pero poniéndolo en contexto de servicios de emergencia, donde debería haber una buena fiabilidad de funcionamiento y localización, me genera ciertas dudas el buen funcionamiento de estos dispositivos, los errores que pueden tener los mapas, y en caso de detectarlos, ¿a quién se reportan?...

Y sobre todo, pensando en un escenario futuro de telemedicina, en que los sensores y el equipo de transmisión de datos se llevan encima, y que se buscaría la mobilidad máxima para aumentar la independencia del paciente, es una característica clave la geolocalización del paciente en caso de alarma...

¿Puede ser que en contra de lo que pudiéramos pensar, esta tecnología no esté lo suficientemente madura?

4 comentarios:

  1. Yo tengo un TOMTOM y muchas veces me hace ir por caminos que no existen. Mejor dicho, salidas de autopista que no existen. Desde Abrera a Sant Cugat, pasando por Molins de Rei, intenta que tome una salida atravesando un muro...

    ResponderEliminar
  2. ¿Y nadie gritó "¡Milagro!" al llegar a la montañita después de sonreír a la cámara oculta? ;)

    ResponderEliminar
  3. Lo curioso es que el paisano ya sabía esto, probablemente la gente que mejor conoce el estado real de las infraestructuras en cada momento es la gente mas próxima, sin embargo dudo mucho que TeleAtlas o mister Google les dejen opinar.

    Conclusión: No es cuestión de la madurez de las tecnologías, es, como siempre, cuestión de la calidad de la información y establecimiento de crtiterios de meritaje.

    Conclusión 2: Estamos totalmente en manos de empresas ultramarinas para los mas simples quehaceres (como llegar a una hermita), aprovechando el hilo, recemos para que nunca nos discutamos con ellos.

    ResponderEliminar
  4. @David, sí, suele pasar...
    @bibliovirtual no, no había cámara oculta ;P
    @Jesús de Pablos Tienes mucha razón, tanta que me parece que escribiré un post sobre tu comentario... ;-)

    ResponderEliminar