domingo, 24 de enero de 2010

Mi empresa ya no me quiere.

¿Cuántos de vosotros lo habéis experimentado?

Aparentemente todo va bien, y de repente te llama un día tu jefe, o desde Recursos Humanos, y te dan la notícia...

O bien (poco elegante, por cierto) te cambian de departamento, a uno que por perfil no encajas, hablas con tu jefe y te dicen que ya lo saben, y la salida es que o rebajas tu salario o no sigues...

Ante todo, calma... difícil porque en el momento en que te das cuenta, te puede la rabia y la frustración... intenta que la salida sea lo mas digna posible...

Al fin y al cabo, cuando te despiden, no es tu fracaso, es el fracaso del ejecutivo que no ha sabido o no ha podido generar proyectos, o ha dimensionado mal el equipo de trabajo, o que la compañía ha cambiado la estrategia... generalmente no es culpa tuya.

No es elegante y sí te llevará problemas el empezar a formatear equipos y a destruir trabajo: mantén la cabeza fría.

Una vez formalizada la salida, echa mano de tu red de contactos: que no te de vergüenza, es fácil que siempre hayan pensado en tí para algún proyecto en concreto y quizás haya llegado el momento...

En mi experiencia personal, sólo en un caso el cambio de trabajo ha sido por un anuncio en prensa y el resto ha sido por red de contactos profesionales.

No te hundas: piensa que es una parada temporal y debes mantener tu ritmo vital, debes mantenerte activo. Cursos, certificaciones, todo aquello que siempre habías querido hacer y nunca era el momento... pues ahora ha llegado, mientras buscas trabajo.

Tus redes sociales: di claramente que estás buscando trabajo, actualiza tu perfil, busca consejos de cómo hacerlo más atractivo a los headhunters. Asegúrate de estar en redes como LinkedIn o Xing; como mínimo, no serás invisible... y muy importante: todo lo que allí tú digas, debe poder ser comprobado... no te inventes nada.

Ten paciencia: aunque en nuestro sector es mas fácil encontrar empleo que en otros, no siempre tu perfil es el que más demanda tiene... si es posible, si no tenemos ninguna urgencia doméstica, más vale esperar.

Apóyate en los tuyos: no lleves esto tú solo, habla con tu pareja, con tus padres, deja que te presten apoyo moral... es un momento difícil y si su apoyo te ayuda a tener la cabeza alta y fría y la mirada clara, mejor.

Prescinde de todo aquello que te genere estrés: el foco, el único, es volver a la actividad... no te debe obsesionar pero no lo debes olvidar.

A priori, debes estar abierto a todo: es posible que te propongan un tipo de colaboración diferente a la que estabas acostumbrado... y si con ello te sientes cómodo, ¡adelante¡

Prepara "ad nauseam" tu CV: si lo envías, acompáñalo de una carta, personalízalo de acuerdo con la oferta.

En la entrevista: muéstrate seguro, demuestra que conoces esa empresa y a qué se dedica... hay un montón de fuentes en Internet que te pueden ayudar a preparar la entrevista y el CV... para mí el mas recomendable es Senior Manager.

Quizás haya llegado el momento de ser emprendedor: quizás desde tu experiencia personal has detectado alguna necesidad no cubierta, quizás tienes algún tipo de inquietud sobre cómo reorientar tu vida profesional... si lo tienes claro y detectas interés en el mercado, ¡adelante!; sólo un detalle: asesórate bien antes de lanzarte, prepara un plan de empresa creíble, háblalo con los tuyos y sobre todo no tengas miedo al fracaso.

Recuerda que sólo el que decide se puede equivocar.

Sólo espero que éstas cuatro notas puedan servir al consultor/a que en estos momentos esté buscando trabajo.

4 comentarios:

  1. Muy sabios tus consejos, amigo, aunque a veces la desesperación, la inseguridad y la incertidumbre pueden con la necesaria paciencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. He descubierto tu blog a través de Linkedin y estoy descubriendo algunas joyitas muy interesantes. Este post me toca de cerca y creo que las ideas que compartes están muy bien estructuradas y claras. Me hubieran evitado seguramente algún bandazo de haberlas leído hace algún tiempo ! ;)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. O me equivoco, espero, o mucho me temo que pronto me citen a mí al despacho "principal" para firmar...
    Gracias por este post!

    ResponderEliminar
  4. Muy Buen Post.Buenos consejos para pasar el mal trago.
    Pero ante todo tener siempre iniciativas.

    ResponderEliminar