¿Un rayo de esperanza?

Para mí, hoy ha sido un día de fiesta, primero por celebración familiar, y segundo porque es mi primer día efectivo de vacaciones.

Cuando la celebración ha acabado, los invitados han vuelto a sus casas, cenadas y dormidas mis hijas, me he dedicado a hacer relajadamente lo que habitualmente hago de madrugada...

Mantenerme al día: es la actividad que me permite adquirir información, conocimiento y criterio, que luego procuro extrapolar a mi actividad profesional.

Hoy he experimentado una rara alegría al realizar dicha actividad, porque he tropezado con una noticia de las que hacen pensar que la tecnología bien aplicada pueden hacer más llevadera a las personas con grados de dependencia alto.

Me gustaría llamaros la atención sobre uno de los problemas de dependencia que, desgraciadamente, más a menudo vemos por la calle: las paraplejias.

Es un problema de primera magnitud, tanto por los costes directos de la propia patología, como los indirectos debidos a la situación de dependencia resultante.

Y luego están los costes de la inmovilidad sentado durante un buen número de horas al día: problemas urinarios, respiratorios, digestivos, cardiovasculares...

Así que al consultar el Diario Médico, me he puesto muy contento...

He visto en mi entorno cercano los problemas que produce la dependencia de la silla de ruedas, así que, aunque no es la solución definitiva, considero que es un rayo de esperanza.

Quien lo presenta es una empresa israelí llamada Argo Medical Technologies y el producto se llama ReWalk.

ReWalk es un exoesqueleto con un sistema que parece basado en acelerómetros y que permite que un paciente, ayudado por muletas, pueda caminar, sentarse, subir y bajar escaleras...

El vídeo es suficientemente ilustrativo.



De momento, es un buen movimiento, aunque se deduce por el contenido de la web que quizás no es un producto disponible aún comercialmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario