Usando un Personal Health Record.

Como os explicaba en enero en este post, me sometí a toda una serie de exploraciones resultado de una revisión médica de empresa. No entraré en muchos detalles de lo que se encontró, pero sí hubo un hallazgo que motiva que haga un control semanal: soy pre-hipertenso, lo cual motiva, como ya sabéis mis lectores clínicos, que haga una dieta baja en sal y ejercicio.

Pero además, se me piden controles semanales. Tengo un tensiómetro digital de muñeca que no se puede conectar a nada y es el el que uso para mis mediciones. Esas mediciones se tienen que apuntar.

Claro, como buen geek, esto de apuntar cosas en una libreta, incluso en una hoja de cálculo, me subleva. Y no tengo tiempo de dedicarme a hacer una obra de arte como la que hizo Víctor Bautista con SocialDiabetes.

Así que tras buscar apps que me permitiesen hacer el registro y no convencerme ninguna de ellas, decidí usar un Personal Health Record (Historia Clínica Personal o Carpeta Personal de Salud).

Pensé en usar la que ofrece el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, pero tan sólo es un visor y no permite que pueda registrar mis resultados.

Así que miré hacia fuera y encontré Microsoft HealthVault.

HealthVault me permite registrar manualmente o a través de un tensiómetro compatible con Continua Health Alliance -de hecho, Microsoft dispone de device store con más de 200 dispositivos, incluyendo pulsioxímetros, glucómetros, básculas, termómetros y más-, con un ecosistema de apps construidas sobre su diccionario de datos, la posibilidad de registrar directamente, ya sea en la web o por las apps HealthVault disponibles para Android, iOS y WindowsPhone... 

¿Seguridad? Desde España se accede a una instancia situada físicamente en un datacenter de Microsoft situado en Amsterdam, replicado en Dublín y que está asociada al NHS.

¿Para entrar? Tener una cuenta Microsoft, aunque también es posible como usuario una cuenta de Gmail, por ejemplo.

Desde que lo uso, puedo registrar allí mis mediciones de tensión arterial, me permite hacer gráficos, recoger otros datos de salud... con la seguridad de que los datos no se guardan en el dispositivo y aunque lo cambies, siempre los tendrás contigo.

Si eres un paciente crónico y necesitas tener un control de constantes, es probablemente la mejor opción gratuita que puedas usar.

3 comentarios:

  1. Hola Rafa, me vas a disculpar pero esta entrada es el ejemplo palmario de "medir no es controlar" si tu profesional de referencia no tiene acceso a ese registro (entiendo que es así) ¿de qué sirve?... ¿para llevárselo a la consulta y que él lo tenga que transcribir a su sistema?.
    Ha de ser fácil registrar y conservar los registros pero ello no garantiza un control pues sin la intervención de un profesional (ayudado o no por un algoritmo de alarma que le alerte de alteraciones en tiempo real) no le veo utilidad clínica... perdón por la ignorancia si algo me he perdido en el camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta entrada me he olvidado de mencionar que HealthVault se puede integrar vía HL7 con cualquier sistema de información que soporte dicho estándard. Es en todo caso el paciente quién decide qué datos y con quién los quiere compartir. Las alertas, en cualquier caso, las puede generar cualquier app monográfica montada sobre HealthVault o el HIS del centro al que esté adscrito el paciente. ¡Muchas gracias por tu aportación!

      Eliminar
  2. Ahora me explico semejante gap... hombre si es compatible HL7 ya tiene mucho recorrido hecho pues muchas appsalud que por ahí hablan de miles de descargas en realidad no son compatibles y todo lo que en ellas se trabaje son "bits mojados"... Me preocupa que la configuración de alertas y/o comunicación quede sólo del lado del paciente aunque entiendo que si es él quien paga y los datos son suyos tiene derecho a decidir pero ¿tiene capacidad? ¿es consciente de a qué se expone si valora él sólo sus registros?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar