miércoles, 6 de mayo de 2009

Una visión de futuro.

Me gustaría, primero, que veáis este vídeo.

HealthVault & Amalga on Surface from Health 2.0 on Vimeo.



Impresionante, ¿no?

El vídeo ha sido rodado en el transcurso de HIMSS09, y quien maneja Surface es uno de los “core developer” de Amalga.

La combinación de Microsoft Surface con un HIS, en este caso con Microsoft Amalga, ofrece unas posibilidades revolucionarias.

De acuerdo con lo poco que sabemos de Surface, por lo que parece por debajo hay un PC convencional bajo Vista y el software que hace posible las funcionalidades multitáctiles exhibidas.

Pero antes de que abráis el correo electrónico, antes que os abalancéis al teléfono al grito de “yo me pido uno”, cabe hacer una serie de reflexiones.

¿Para qué lo podemos usar?

A mi entender, en una consulta ambulatoria (Atención Primaria / Especializada) o en el seno de equipos de trabajo multidisciplinar para análisis de casos (por ejemplo, unidades funcionales en oncología).

Ahora bien, hay una serie de interrogantes:
  • Llama la atención el mensaje escrito en uno de los lados de la mesa, “no para uso diagnóstico”; lógico si se piensa en ello como un prototipo, como una prueba de concepto y no como un producto finalizado.
  • En el vídeo aparece de un modo muy gráfico el manejo de imágenes, vídeos, etc. pero no se ve en ningún momento la posibilidad de hacer una anotación de curso clínico.
  • Como dispositivos de entrada de datos, se abren diferentes posibilidades:
  1. Teclado físico o teclado en pantalla, e incluso una pantalla diferente para entrada de datos; esta quizás es la solución menos “cool”.
  2. Suponiendo que en este Vista estén presentes las funcionalidades de Tablet, y en conjunción con Microsoft OneNote o los controles MSCUI, reconocimiento de escritura.
  3. Usar las funcionalidades de reconocimiento vocal de Vista.
A pesar de los interrogantes (y del precio de Surface, que ronda los 12000$), esta visión de futuro podría llegar a ser una realidad, convertida en una buena herramienta de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario