jueves, 3 de abril de 2014

El médico de mi hijo.

Dicen que aquel 11 de abril de 1959 no hubo nada especial que destacar. Una primavera más, que, según el periódico de aquel día, entre otras noticias, aparecían unas elecciones en Austria, un artículo del insigne Wenceslao Fernández Flórez y por último, la creación del Montepío del servicio doméstico...

Algo más pasó ese día. En la Ciudad de la Villa y Corte nacía un niño, que, a buen segur, cuando sacó la cabecita puso cara de sorpresa y pensó probablemente algo muy parecido a "¡Ay va! ¿Dónde estoy? ¿Qué es esto?".

Este niño curioso -que aún vive en su interior- es hoy un hombre hecho y derecho, pediatra por más señas; "enfant terrible" para unos y para otros probablemente uno de los médicos más mediáticos -y cercanos, doy fe- de España. 

Responde al nombre de Jesús Martínez, y entre otras cosas, es el "padre" del grupo de Facebook "El médico de mi hijo", un auténtico salvavidas -altruista- para padres que no pocas visitas nocturnas a servicios de urgencias debe haber evitado. Un grupo donde clínicos, padres y educadores, en pie de igualdad, intentan resolver las dudas que a más de una madre -sobre todo a las primerizas- pueden asaltar sobre temas como puede ser crecimiento, lactancia, educación...

No es la primera vez que hablo de este grupo. Pero hoy no corresponde hablar del grupo, sino de que Jesús se ha liado la manta a la cabeza y nos ha regalado con un libro que estoy seguro que, si tiene algo, es que rezuma sentido común.

Y es que los niños vienen sin manual de instrucciones. Sí. Es verdad. La cartilla de vacunación no lo es. Hay países como Reino Unido en el que el NHS entrega un libro con consejos de crianza gratuitamente a todas las madres, pero este no es el caso español. 

Así que imaginaos que para alguien como yo, que hace muchos años fui padre primerizo -y miembro del selecto grupo de papis que se encargaban de llevar a la niña al pediatra porque los horarios de la madre no lo permitían- lo bien que me hubiera ido tener a mano semejante compendio del saber.

Aún no dispongo del libro -confío en que me llegue pronto- pero por lo poco que he visto será una herramienta muy útil para aquellos padres y madres que quieran tener a mano las orientaciones siempre sensatas de Jesús.

Mi recomendación: ¡compradlo! Es un must. ¿Dónde? En librerías o en Amazon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada