miércoles, 14 de marzo de 2012

Programa de protección de princesas.

Hoy, a través del Twitter del Hospital de Nens de Barcelona, he leído este post del Dr. Santiago García-Tornel, sobre los peligros del Grooming, el cual me ha llamado poderosamente la atención, primero porque soy padre de dos niñas, y después, porque soy informático.

Debo decir que aunque las recomendaciones que hace el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil son muy buenas y recomendables -los ordenadores en zonas comunes y nunca en la habitación del menor- también cabe decir que aunque se mantengan los equipos informáticos en zonas comunes, no siempre los padres pueden estar presentes cuando el menor accede a la máquina. Siempre habrá un trabajo, una búsqueda en la Wikipedia, fotos... y nosotros, los padres, tendremos que atender a nuestras obligaciones diarias. 

Si, por poner un ejemplo, el horario de la pareja está desequilibrado, de tal modo que difícilmente coinciden los dos al mismo tiempo para ejercer la supervisión, la presión del adolescente cada vez será mayor y las razones legítimas que aportarán harán que relajen nuestra vigilancia; cosa que no podrían hacer de ninguna manera si la pareja está presente en el domicilio, pudiendo dividir tareas y dedicándose uno de ellos a supervisar.

Lamentablemente esto es cada vez más difícil, pues las condiciones laborales pueden hacer que conjugar los horarios de ambos sea harto complicado.

Tenemos otro caso, que es el colectivo single, separados y divorciados, familias monoparentales, que lo tienen francamente difícil para supervisar y por tanto deben apoyarse en el adolescente y hacer un voto de confianza.

En mi caso, soy single, padre divorciado de dos niñas de 9 y 7 años; mi ex-pareja tiene unas habilidades digitales muy básicas -como un porcentaje muy elevado de la población, no lo olvidemos-, superadas de lejos por las habilidades de la hija mayor; ellas viven con su madre a 70 Km. de distancia de donde resido yo.

Esto complica las cosas, así que tras acordarlo con mi ex-pareja, he establecido un sistema de protección que me permite hacerme cargo a distancia de la protección de mis hijas, pudiendo monitorizar qué descargan, con quién se comunican sea email o chat, a qué páginas acceden, qué contenidos visionan, y a qué juegos juegan, pudiendo limitar su acceso ya sea por la edad declarada del juego o sencillamente negar la posibilidad de juegos; también es posible establecer en base diaria las franjas horarias en la que se permite el uso del ordenador.

Existen en el mercado soluciones comerciales de seguridad informática, como puedan ser las de Norton, Kaspersky o McAfee -por decir tres nombres, hay muchas más-, cuyos precios de partida van desde los 50€ -aproximadamente- hasta los 100€, y que necesitan de actualización constante, que suele estar incluida en el precio de compra por un periodo mínimo de un año, pudiendo hacer renovaciones sucesivas. 

A quién le pueda parecer excesivo pagar por la renovación de un programa de seguridad informático, le recomiendo que piense en ello como un seguro, el cual le brindará una protección efectiva contra malware y protegerá fotos, vídeos, imágenes... y a nuestros hijos.

Cabe considerar los efectos de la crisis; cabe considerar que muchas familias tienen pocos ingresos, y que tener 50€ más o menos en la cuenta corriente puede marcar la diferencia, así que os hablaré de alternativas gratuitas.

En el mercado español hay dos sistemas operativos dominantes para ordenadores de sobremesa o portátiles, de uso doméstico:
  • La familia de sistemas operativos Windows
  • La familia de sistemas operativos MacOSX de Apple

Windows
La solución para Windows -es la solución que he aplicado para mis hijas- sólo funciona con Windows7 y es la Protección Infantil de Windows Live, que pueden estar unidas a la suite de seguridad de Microsoft -también gratuita- Security Essentials.

Para ello el miembro de la pareja (o ex-pareja) o ambos, que se hagan responsables de la gestión del sistema de protección, deben tener obligatoriamente cuentas de Windows Live, como puede ser una cuenta de mail de Hotmail, MSN o Live, y que será también la cuenta donde recibiremos avisos y notificaciones.

No debe importarnos el crear estas cuentas si no las tenemos: pueden ser redireccionadas hacia cuentas de mail de otros gestores de correo como GMail o Yahoo!, con lo que recibiremos las notificaciones en un único punto.

Debemos descargar en el ordenador un software específico desde el link del site de Protección Infantil, y luego seguir estas instrucciones paso a paso

Cuando acabemos, nuestros hijos estarán en supervisión constante; no importa dónde estemos, a través de un navegador web podremos monitorizar el uso que hacen del ordenador.

Nota importante: el único navegador que debería estar instalado en dicho equipo es el Internet Explorer. Y sobre todo, nunca ceda su contraseña a su hijo. Cámbiela a menudo. Haga que sea difícil de recordar: números, letras mayúsculas y minúsculas mezcladas... recuerde que desde su web de supervisión y monitorización, sin tocar el equipo del adolescente, desde otro ordenador, desde el despacho, puede dar y revocar permisos. 

Apple MacOSX
Aunque me cuesta un poco pensar en que haya muchos niños y adolescentes en España que usen un Mac -y lo digo sin ánimo de ofender a nadie, pero una barrera para su uso es su elevado precio-, haberlos haylos, y en esta ocasión, aunque existe software específico para ello, mostraré algunas alternativas gratuitas, basadas en que el propio sistema operativo ya lleva integrado lo necesario para una protección eficaz. 

Apple, en su área de soporte, nos brinda estas instrucciones de configuración. 

También tenemos información en otras web sobre cómo proteger nuestro equipo Snow Leopard o Leopard

En última instancia, si tenemos una Apple Store en nuestra población de residencia, el personal de la misma suele atender preguntas sobre éstas y otras cuestiones referentes a la configuración de MacOSX.  

Conclusión
Siguiendo estas instrucciones ya podemos tener una protección razonable para los ordenadores de nuestros hijos, aunque desgraciadamente no son los únicos dispositivos con acceso a Internet que tiene a su alcance, también existen los smartphones y las tablets. 

En el próximo post explicaré como brindar una protección suficiente en estos dispositivos móviles.

10 comentarios:

  1. Gracias, rafa. Estas cosas son muy necesarias. Me siguen preocupando cosas como chats, redes sociales, etc, en las que supongo es más complicado poder controlar con quién hablan, me equivoco??

    Pero este artículo me lo guardo "como oro en paño" para cuando el #miniyo empiece a trastear con el ordenador.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante y útil. Muchas gracias Rafa.
    Echaba de menos tus post! :-)

    ResponderEliminar
  3. Gràcies per la informació tan detallada. Article per a recomanar a mares i pares de la consulta.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los apuntes. Echo de menos que el sistema de protección de Windows tenga filtros por temática, para poder bloquear selectivamente palabras clave... la "protección de princesas" muchas veces es complicada, y es difícil, por ejemplo, tener en la mente todas las direcciones de sitios pro-ana o pro-mia existentes. Ojalá los de MS se dén cuenta.

    ResponderEliminar
  5. @Esther: es más complicado, pero no imposible. Hay un tema clave en el uso de cualquier nueva tecnología, como en el desarrollo de cualquier hábito y es el diálogo por una parte, y por otra y mucho más importante, el criterio. Dotar de criterio a nuestros hijos y razonar el porqué de nuestras decisiones a todos los niveles con ellos, como iguales, evitará que en el futuro, cuando ya no estén bajo nuestro manto protector, tengan problemas debido a esto. No se debe restringir por restringir, sino que debe haber un discurso claro, sólido y coherente detrás, y que sepamos transmitirlo de manera convincente.

    En cuanto al post, cuando tu "príncipe" esté en la edad de usar un ordenador, mejor me llamas y actualizamos el post. :-)

    @Javier: Agradezco tus palabras. Es un placer ayudar. :-)

    @Ramon (capbert): Gràcies!!! :-)

    @Isabel: Cierto. Pero como en la respuesta a @Esther, la mejor protección es la educación, el diálogo y el criterio. Y muchas veces lo olvidamos.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante y recomendable este post, lo comparto ya que merece la pena que los padres más "novatillos" sepamos que opciones tenemos al respecto. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Muchas gracias a tí! Espero que pueda ser de utilidad. :-)

      Eliminar
  7. Muchas gracias Rafael. Es muy interesante y de mucha ayuda para todos los padres que no sabemos por donde empezar. Gracias

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    En casa tenemos 3 ordenadores, una tableta y 2 smartphones de uso libre e indiscriminado por cualquier miembro de la familia. Somos 4, 2 "adultos" y 2 niñas de 8 y 10 años. No me he planteado ningún sistema de protección, monitorización o similar. Lo único que "vigilo" son sus emails pero más que nada por tratarse de un canal de comunicación con la escuela. Creo que estos sistemas de filtraje/control no hacen falta siempre y cuando los niños tengan claro que hay ahí fuera. Mis hijas lo saben perfectamente. En reiteradas ocasiones les he explicado todos los engaños, timos, etc. así como toda la basura que circula por la red y cómo evitarlos. Muchas veces preguntan antes de hacer clic en según qué enlaces que no ven claros. En cuanto a las redes sociales tienen claro que les faltan algunos añitos.... Por lo demás no tenemos ningún problema.

    ResponderEliminar