Calculando indicadores...

Hola,

es probable que en el ejercicio de nuestras funciones nos pidan en algún momento el cálculo de un indicador...

En este preciso instante se abre un mundo nuevo para nosotros.

Como en cualquier otra actividad, lo primero es entender el fin, en qué debe estar basado y la fórmula de cálculo.

Normalmente un indicador lo es por el hecho de que nos da una medida de algo, lo que equivale a que para cada caso debe haber el equivalente funcional de una escala de medida o un "algo" (algunas veces etéreo) que nos permite comparar y da sentido al mismo.

También es cierto que hay veces que podemos pensar (y nos pueden pedir) indicadores que no tienen sentido.

Un ejemplo claro sería un indicador cuyo cálculo en tres periodos sucesivos nos diera un resultado equivalente al 100%; en el cuarto debiéramos valorar seriamente el sustituirlo por algún otro, que pueda darnos un resultado suficientemente significativo como para pensar en acciones de mejora...

Y, por supuesto, debemos asegurar siempre la calidad del dato.

Si no podemos asegurar la calidad del dato, desde luego el indicador o indicadores resultantes no serán de calidad.

Esto es especialmente notorio en organizaciones en las cuales no hay implementada una cultura de registro.

Para ello, desde luego, hay soluciones varias, que pueden pasar desde el conocer los procesos críticos de la organización hasta la redacción de manuales de procedimiento para los diferentes actores del registro en el sistema de información.

Nos encontraremos también, como no, que se nos pide información que está registrada en fuentes de datos variopintas como pueden ser hojas de cálculo o documentos de texto.

Si analizamos el porqué de este registro en soportes "no reglados", nos encontraremos con varias situaciones:

  • porque nuestro HIS no permite o no está parametrizado el registro de estos datos.
  • porque nuestro HIS permite dicho registro, pero no lo sabe quien registra.
  • porque nuestro HIS permite dicho registro, pero no sabemos o no podemos explotarlo a nuestra conveniencia.

Pueden haber tantas acciones correctoras como creamos conveniente...


Seguiremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario