miércoles, 21 de mayo de 2008

Mi fijación con el Reino Unido

Desde que inicié la escritura de este blog, en septiembre del año pasado, habréis comprobado que con una cierta frecuencia echo mano de ejemplos o experiencias del Reino Unido.

Aunque no he recibido ningún comentario al respecto por parte de ningún lector, si que me gustaría explicaros las razones de esta "obsesión".

La primera cuestión es la organización de su sistema nacional de salud, el NHS.

La vertebración y organización del NHS es parecida a la de CatSalut en Catalunya.

La segunda cuestión es lo que están llevando a cabo en cuanto a sistemas de información se refiere.

En estos momentos están embarcados en el proyecto "Connecting for Health", que pasa por ser el mayor proyecto (económicamente y por recursos humanos) de informática civil del mundo.

Para que os déis cuenta de los órdenes de magnitud de los que estamos hablando, Microsoft ha liberado 900.000 copias de una suite Office personalizada para el NHS... también han desarrollado los controles CUI (Common User Interface).

Por lo que veo y oigo, es quizás uno de los mayores bancos de prueba de innovación en cuanto al tratamiento y uso de información asistencial que podamos imaginar.

¿Y nosotros? Pues quizás estamos lejos en cuanto a medios y recursos, pero no tanto en cuanto a conocimiento.

Los problemas, tanto en el NHS como en España, son similares, y las soluciones, salvando peculiaridades legislativas, también.

No somos los primeros de la clase, pero de momento, creo que vamos en el pelotón de cabeza.

De TDT hablamos...

En un momento en el que el ministro del ramo anuncia a bombo y platillo apagones televisivos analógicos y tod@s estamos mirando televisores planos, cuanto más grandes, mejor, con TDT para poder ver mejor la Eurocopa ;-) (o patinaje sobre hielo, películas u ópera, tanto da), me gustaría hacer una reflexión sobre la profundidad del cambio que implica el uso de las prestaciones que ofrece esta tecnología.

Como TDT se nomina a un conjunto de tecnologías que permiten la transmisión digital de datos, imagen y sonido.

En nuestro caso es la norma DVB-T.

Cuando se relanzó (hubo un intento fallido con QuieroTV) la TDT, más allá de las bondades innegables de aumento de calidad en imagen y sonido, se habló también de algo que en su momento, pasó desapercibido, y que es inherente al conjunto de normas de implantación en España.

Me refiero a MHP (Media Home Platform).

MHP es un conjunto de especificaciones, basados en JavaTV, que permiten la ejecución de aplicaciones descargadas vía antena en el set top box (o decodificador) y que, si éste lo permite, mediante un modem RTC o ethernet / banda ancha puede existir un canal de retorno, permitiendo un cierto grado de interactividad.

Muestras de tecnología comparables serían los set top box de Digital+ o Imagenio, entre otros.

La aplicación de validación de borrador de la renta, por ejemplo, está basada en esta tecnología.

¿Cual es el problema?

Que el parque de decodificadores compatibles con MHP es muy, muy pequeño.

La gran mayoría de los equipos stand alone que están a la venta no soportan dicha norma.

De hecho, la semana pasada paseé por Media Markt y Carrefour, y en Carrefour encontré un modelo sobre 25 referencias posibles, que además era el más caro (es lo normal) y en Media Markt no encontré ninguno, sobre un número de referencias similar...

Estamos hablando de 29€ a 35€ en TDT "a secas" por 75€ TDT+MHP...

¿Y porqué hablo de ello?

Porque esta tecnología (TDT + MHP) permitiría aplicaciones de petición de cita médica, por ejemplo.

Hoy día, en todas las comunidades autónomas existen en mayor o menor medida, sistemas de petición de cita médica basados en web.

Ahora bien, aún hay grandes capas de población que no pueden acceder a esta tecnología, que requiere el uso de un ordenador personal, y si en cambio contados son los hogares que no disponen de un receptor de televisión.

Me gustaría poneros un ejemplo de uso... el ejemplo inglés.

En otro post os explicaré las razones por las cuales uso experiencias del Reino Unido como ejemplo.

Desde hace años, disponen de un sistema llamado Choose and Book, cuyo despliegue (especificación en el pliego de condiciones del concurso) debía hacerse obligatoriamente via call center, web, TV Digital (incluyendo TDT (Freeview), satélite (Sky), cable, u otros), y teléfono móvil.

Hoy me ha llegado una noticia en el sentido que unos 1400 centros de Atención Primaria en UK están usando también estos canales de comunicación para repetir prescripciones.

Encontraréis más información en http://www.ehiprimarycare.com/news/3768/emis_enables_digital_tv_repeat_prescriptions.

Para mí está muy claro, pues, que con el uso de la tecnología y las infraestructuras, mejores, que cada vez más, están a disposición de los ciudadanos, y con imaginación, y por parte de la Administración, quizás algún tipo de ayuda, como sufragar en parte el sobrecoste de MHP en crónicos o dependientes, por ejemplo, es posible mejorar la atención de los centros a los pacientes.

martes, 13 de mayo de 2008

Sobre los iluminados...

Todos sabemos que hay diferentes arquetipos humanos que campan por este nuestro sector.

Hay uno que últimamente abunda mucho:

  • Está en una posición privilegiada
  • Tiene poco o nulo contacto con los centros
  • Tiene mucho tiempo para pensar
  • Puede ser, aunque no necesariamente, un ego superlativo
  • Por supuesto, caben otras situaciones

Al principio, sus opiniones se tienen muy en cuenta, pero conforme pasa el tiempo, y estas opiniones no se transforman en algo más tangible, poco a poco van perdiendo credibilidad.

Este perfil humano pasa por los diferentes foros que existen en España sobre el sector y con pocas variaciones va repitiendo el mismo discurso.

Para los profesionales de otras zonas, que por razones geográficas quizás no pueden contrastar la validez del discurso, la persona en cuestión aparece como innovadora.

Para los profesionales de su zona de influencia... bueno, no sé si la palabra hartazgo es la correcta.

Les gusta escucharse, pero no escuchan a sus colegas...

Podríamos hablar de iluminados, los cuales, en algún momento han tenido una revelación, y se haga efectiva o no se aferran a ella, podríamos decir que desesperadamente.

La revelación puede llamarse receta electrónica, historia clínica compartida, interoperabilidad o cualquier otra cosa.

Cabe la posibilidad que vistan su discurso citando a Negroponte o a otros que quizás, no tengo claro si clasificarlos también como iluminados o como gurús.

Lo peor que le puede pasar a un profesional es precisamente esto, perder el contacto con la realidad.

Es una pena, pues normalmente antes de alcanzar este estado, solían ser magníficos profesionales que hacían valiosas aportaciones a las organizaciones para las que trabajaban.

Un tiempo de descanso

Después de vicisitudes varias, vuelvo a la carga con este blog.

Disculpas a quienes, habiendo enviado comentarios, no los han visto publicados hasta el día de hoy.