martes, 3 de noviembre de 2009

Una obra de teatro...

...un tanto especial.

Este post no entra dentro de la categoría "Personal" porque no lo es.

Me explicaré.

Como sabéis los que estáis en el sector, ha habido en los últimos tiempos varios escándalos relacionados con la protección de datos (o más bien, por la falta de...) en UK, lo cual ha generado un cierto recelo y desconfianza a los sistemas de información y, mas concretamente, a los sistemas de información sanitarios.

Así­ que en uno de los centros del NHS junto a The Royal Academy of Engineering, han pensado que una buena manera de hacer perder el miedo es mediante la escenificación de un caso que bien pudiera pasar en la vida real.

Y han puesto en escena "Breathing country" de Ben Musgrove en el West End.

La obra está principalmente dirigida público adolescente.

El argumento: una pareja de adolescentes, Simon y Lizzie; él, freakie de la tecnología cuya única obsesión es actualizar su estado en sus redes sociales, mientras que ella tiene problemas de salud mental debidos al suicidio de su madre, trastorno que lleva de una manera muy discreta.

El tema se complica si sabemos que el padre de Lizzie se refugia en su trabajo para superar la muerte de su esposa, y su trabajo es ser el responsable de comunicaciones del NHS.

El problema viene cuando desde el NHS contactan a Lizzie para pedirle si quiere participar en un estudio de salud mental, y la información de contacto sale de la interacción entre sistemas de información sanitarios.

Lizzie se pone furiosa, aunque el investigador es el médico que la está tratando con sus ataques de ansiedad, y a pesar de que Simon, consciente de que algo raro está pasando, roba un pendrive con información médica de Lizzie, al final Lizzie es capaz de superar la muerte de su madre.

El final (al menos como está descrito) personalmente me parece extravagante...

Lo mas interesante es que después se establece un coloquio-debate entre loas actores de la compañía de teatro y público sobre la obra y la protección de datos en los sistemas de información sanitarios, buscando feedback, animándolos a que escriban una crítica, creando grupos de interés...

Una iniciativa curiosa que, de acuerdo con las personas que la impulsan, está funcionando muy bien y responde plenamente a los objetivos para los cuales fue creada.