miércoles, 29 de abril de 2009

Agresiones sensoriales.

Esta mañana, temprano, cuando aún no ha llegado el personal habitual en la planta en la que trabajo, ha pasado a mi lado un compañero, que más que rociarse, se ha duchado con una más que generosa dosis de "Eau Sauvage Extreme" de Dior. ¿O quizás era "Agua Brava"...?

Identificar perfumes nunca se me ha dado bien.

Desde luego, me ha dejado huella, como Jacques, pues 20 metros más allá y que el tufo en cuestión no desaparecía...

El que escribe, desde luego, tiene el olfato averiado, con lo cual más mérito para el "amigo" en cuestión...

De los sentidos, el que quizás peor cuidado, y peor defendido, el del olfato.

Que levante la mano quien no ha sufrido el olor a pinrel, el desodorante (y la familia, la mascota) que huye despavorido ante la manifiesta falta de higiene más elemental.

¿Y la halitosis? Bendita tu eres entre todas las agresiones, sobre todo entre los adictos al café de máquina autoventa...

Hay otras agresiones, como la de las aerofagias, toleradas y peor tratadas, arrugamos la nariz e intentamos alejarnos... ojalá no nos toque en una sala de reunión.

Difícil lo tengo, pues como no me tapone las fosas nasales... y mi jefe ya me ha advertido que de hablar como el pato Donald, ¡nada!

¿Standard o a medida?

Alguna vez hemos hablado de las soluciones de software, en el sentido de si era mejor un único proveedor para todos los departamentales o bien era mejor un enfoque "best of breed", es decir, buscar el mejor departamental posible independientemente del proveedor y apostar por la integración de todos los componentes.

En cambio, en cuanto al hardware, siempre se tiende a buscar soluciones standard, que sí, que en la mayoría de los casos, se ajusta a las necesidades del centro, pero que en muchos otros, se busca quizás el menor grado de insatisfacción posible.

Por ejemplo, hablando con un ex-compañero, director de sistemas de información de un grupo de hospitales, me comentaba que habían estado valorando dispositivos MCA (Mobile Clinical Assistant), concretamente el C5 de Motion Computing, pero que lo habían descartado principalmente por dos temas:
  • diagonal de pantalla
  • peso
Así pues, aprovechando que iban a montar portátiles en los carros Kardex para las dispensaciones de fármacos, usarán el portátil para hacer también las anotaciones en la historia clínica...

¿Es la mejor solución posible?

Depende, pues las anotaciones probablemente las harán, si procede, en el momento de la dispensación, pero en cambio, en lo que es la visita de planta seguirán usando el soporte papel para volcarlo posteriormente en el HIS.

Es curioso lo que nos llega a condicionar el hardware, y también es curioso que en centros donde se ha apostado decididamente por crearse sus sistemas de información a medida, en cambio, no diseñen los dispositivos que les permitirían liberarse del papel.

¿Sueño de un loco?

Pues no, lo que digo es posible.

Hace unos años, fui a visitar una empresa de ambulancias en la que, ante la falta de dispositivos de registro dentro del habitáculo del conductor, se dirigieron a un fabricante asiático, que les fabricó un dispositivo según las especificaciones que pidieron.

Para ello, aseguraron, conjuntamente con otras empresas del sector, un volumen suficiente de dispositivos que hiciera viable el pedido, con un coste asequible por equipo y que cubriera los gastos de I+D.

Hace unos días, en el Gadgetoblog de "El Mundo", aparecía este post en el que se mostraba un dispositivo, CrunchPad, diseñado a medida por el impulsor de TechCrunch, y cuyo único requisito aparente por parte del fabricante era la cantidad mínima de equipos, 1000 unidades.

Así pues, un tablet, de 12", thin client, quizás basado en WindowsMobile, soportando Citrix y Terminal Server, con navegador de Internet, con WiFi, Bluetooth y un modem HSDPA integrado, no debería ser muy caro.

El quid es conocer el número de teléfono del fabricante de Shenzen que ha sido capaz de crear el CrunchPad...

martes, 28 de abril de 2009

Experiencias en telemedicina (III): Motiva.

Estos últimos días hay un interés mediático importante sobre la TDT: de pago, gratuita...

La TDT no tan sólo permite ver programas de televisión, sino que también permite la recepción de programas de radio, siguiendo el modelo Freeview inglés.

Y también tiene aplicaciones de datos, aunque éstas sólo están disponibles en receptores TDT interactivos.

De hecho, en algún post anterior ya hablé sobre posibles usos médicos de receptores interactivos.

Pero tranquilos, no me pienso repetir.

Hoy lo enfocaremos de otro modo.

Supongamos que tenemos un receptor interactivo, con un canal de retorno de banda ancha, que dispone de conectividad Bluetooth y de un software que permite enviar las monitorizaciones de los sensores corporales y también motivar al paciente en el seguimiento de un estilo de vida saludable.

Supongamos que el flujo de datos va a un hospital de referencia, donde a distancia se controla y se toman las acciones correctoras acordes al estado del paciente.

Esto es Motiva.

Motiva es un desarrollo conjunto de Philips y T-Systems.

En esta presentación de Philips quizás lo veréis más claro.

Este desarrollo ha sido desplegado con éxito en Holanda y Alemania, ésta última enmarcada dentro de un proyecto mayor llamado T-City.

Dentro de este macro-proyecto, y junto con otras iniciativas novedosas, una de las enfermeras encargadas de la operación de Motiva escribió un breve diario de su experiencia, que considero muy interesante por ser una impresión de primera mano.

Para más información sobre las capacidades y despliegue de Motiva, os sugiero os dirijáis a cualquiera de las empresas que han liderado este desarrollo.

Experiencias en telemedicina (II): Telemedicine Clinic.

"Todos estamos rodeados por ella, pero la gran mayoría tiene la misma percepción de la fuerza que pueda tener una cuchara." Obi Wan Kenobi a Luke Skywalker, Star Wars(R).

Esta frase sería plenamente aplicable a la tecnología... vivimos rodeados de ella, pero tan sólo unos pocos saben lo que hay realmente detrás de ella.

Curiosamente, quizás sea el mayor logro, no la capacidad técnica en sí, sino que no se note, que esté perfectamente integrada en nuestro "modus vivendi".

Así pues, si hablamos de diagnóstico por la imagen, sabemos que gran parte de los centros hospitalarios disponen ya de PACS (o dispondrán en muy poco tiempo) y que hay un grupo de profesionales, que son los que operan esta maquinaria y que también son los que, tras examinar las imágenes, brindan interpretación y orientación diagnóstica.

Dado que cada vez más el tratamiento de la imagen es totalmente digital, conceptos como "lugar" o "tiempo" pueden adquirir un significado diferente.

Iré más allá.

¿Qué puntos de contacto puede tener un paciente del Instituto Karolinska, de Estocolmo, y un paciente de la Xarxa Santa Tecla (hospitales en Tarragona y El Vendrell)?

Que, probablemente, la valoración de su diagnóstico por la imagen se haya hecho en Barcelona.

Hoy os hablaré de Telemedicine Clinic.

Telemedicine Clinic fue fundada por el Dr. Hans Billing, del Instituto Karolinska, y su modelo de negocio no es sustituir, sino acompañar y ayudar a los servicios de diagnóstico por la imagen de los centros.

Fue uno de los casos expuestos en el workshop de eHealth Management de ePractice, como en el caso de Medgate.

En la exposición que nos hizo el Dr. Hans Billing, comentaba con ironía que, para el personal de su empresa, era un valor añadido la localización de la misma, pues normalmente los servicios de diagnóstico por la imagen suelen estar radicados en sótanos, y en su caso ocupan una de las plantas de la Torre Mapfre, en Barcelona, frente al mar Mediterráneo.

Su modelo de trabajo es muy sencillo: reciben la imagen, que es valorada por tres radiólogos distintos, cuyas opiniones deben coincidir; en caso contrario se hace una valoración por parte de otro radiólogo, diferente a los tres anteriores, y se emite el informe en la lengua del centro cliente.

La atención es 24 X 7, y tienen clientes en España, Suecia, Dinamarca, Reino Unido, EEUU....

Tenéis más información en la web de la empresa, y aquí tenéis acceso al resumen del workshop de ePractice.

lunes, 27 de abril de 2009

Experiencias en telemedicina (I): Medgate.

Hoy, cuando he publicado el post anterior, casi instantáneamente, alguien en Dallas ha recibido la actualización del feed RSS y ha entrado en este vuestro blog...

Desde luego, la inmediatez de las comunicaciones y la facilidad de adquisición de información no tienen parangón en la historia humana.

Estas mismas facilidades más un poco de ingenio y más o menos tecnología son la que permiten la telemedicina tal como actualmente la entendemos.

En este mismo blog os he mostrado ejemplos de cómo, mediante SMS (1, 2) o email se puede brindar un nivel más satisfactorio de asistencia.

Antes de que alguien se rasgue las vestiduras, cabe decir que para quien no tiene acceso a asistencia sanitaria, o bien para quien sufre de alguna patología específica sin especialistas en un radio de centenares o miles de kilómetros a la redonda, un consejo, una orientación, ya sea del médico al otro lado del móvil, o el especialista al otro lado del email, no tiene precio.

Hoy toca subir el listón.

En este post, y en otros próximos que tengo en preparación, hablaré de tecnologías concretas y de modelos de servicio que en este momento, sea en pilotaje o en funcionamiento pleno, son experiencias de éxito.

Hoy hablaré de Medgate.

Medgate es una compañía suiza, con cobertura exclusiva en ese país, con conciertos con un buen número de entidades aseguradoras, y que la asistencia que brinda, 24 X 7 X 365 es exclusivamente vía teleasistencia (teléfono, email, videoconferencia, etc.).

En las jornadas de eHealth Management de ePractice de junio de 2008, el Dr. Andy Fischer nos hizo una presentación de su compañía.

En esta presentación, nos explicó varios ejemplos basados en casos clínicos...

Por ejemplo, nos presentó un caso de una erosión en la piel del labio superior.

En este caso para una buena valoración, el clínico debería ver tanto la lesión como el tamaño y situación de la misma.... tan sencillo como hacer una foto de la lesión con el móvil, con una regla graduada al lado de la misma, y enviar la foto vía MMS o por email, por ejemplo.

Pero el servicio no acaba ahí, pues una vez se diagnostica y se prescribe, la misma compañía contacta con la farmacia más cercana a la localización del paciente y hace llegar al mismo, antes de 6 horas, los medicamentos que pueda necesitar.

Encontraréis más información de la empresa en su propia web, y aquí encontraréis un resumen de lo expuesto en el workshop de ePractice.

Nuestro grado de avance.

"La semana pasada, fui a mi médico de cabecera por un problema menor. Me autodiagnostiqué que me estaba quedando ciego y resulta que lo que tenía era una conjuntivitis...

Pedí mi cita online a través de mi Blackberry, y mi llegada al centro sanitario quedó registrada usando un kiosko con pantalla táctil, situado en la recepción.

Una vez fui atendido, volví a casa, pedí mi receta y una cita posterior, todo ello online.

Entonces, con entusiasmo hipocondríaco, estuve examinando diferentes documentos en www.patient.co.uk, y posteriormente cancelé la petición de cita (online, por supuesto), ya que coincidía con otra de mis actividades.


Esta secuencia de eventos hubiera sido impensable tan sólo hace una década".

Es la traducción de parte de un artículo de eHealth Insider, "Blog about the doc", en el que se revisan, por parte de un directivo de una compañía de sistemas de información sanitarios de Reino Unido, los avances que suponen el uso de las nuevas tecnologías... en especial de las que ellos son proveedores, por supuesto.

Pero, realmente, lo que este directivo comenta, ¿es un avance? ¿o quizás estamos hablando de tecnología existente?

Veámoslo desde una óptica exclusivamente española, de acuerdo con las diferentes experiencias que conocemos.

Pedir la cita online no es, ni mucho menos, un asunto de ciencia-ficción; es una prestación que está al alcance de una gran parte de nuestra población desde hace años.

Los kioskos de pantallas táctiles situados en la recepción son, aunque no de un modo generalizado, usados en centros de atención primaria, sobre todo, para temas como puedan ser las actividades de citación, y ya hay algún centro hospitalario que piensa en ellos como soporte a la orientación del usuario dentro del centro.

La prestación de "pedir la receta" estaría cubierta por alguno de los sistemas de receta electrónica que ya están desplegados en gran parte de nuestro país...

El portal con información sanitaria para el paciente es algo que se ha llevado con desigual éxito... hacia el año 2001 hubo una experiencia, ViaSalus, que no llegó a cuajar, pero que de alguna manera recogía las funcionalidades de patient.co.uk, es decir, el intento de que el usuario que necesitara de información de salud la pudiera encontrar en un sitio mantenido por parte de una entidad con garantías.

Conozco, al menos, dos o tres iniciativas que, a medio plazo, pudieran desembocar en un servicio equivalente mantenido y promovido, bien por administración sanitaria, bien por centros hospitalarios.

Podríamos añadir:
  • Los portales de bioética, donde los pacientes pueden hacer consultas anónimas sobre cuestiones concretas de salud.
  • Hay al menos un grupo hospitalario que tiene una versión beta de lo que podría ser un PHR basado en los datos recogidos en los centros del grupo.
  • Hay una beta también de interacción entre médico y paciente vía protocolos de mensajería instantánea.
  • Los canales de TV-TDT como Canal Salud, específicos para cada centro hospitalario.
  • Las experiencias de telemedicina basadas en TDT, de las cuales hablaré en un próximo post.
  • ...
No somos inferiores, somos iguales, y, a veces, notablemente superiores.

jueves, 23 de abril de 2009

Aumentando la duración de la batería del portátil.

Una de mis preocupaciones en cuanto al uso del HTC Shift es la duración de la batería en modo Windows Vista.

Sobre el papel, la duración de la batería es "hasta dos horas".

Se consiguen las dos horas con un plan de energía "equilibrado" (en otras marcas es "optimizado") y usando el modem 3,5g, sin WiFi ni Bluetooth...

Así que he hecho algunos ajustes al equipo para poder tener más duración de batería:

  • Desconectar el Windows SideBar, la barra lateral de Windows Vista
  • Cambiar la configuración de rendimiento del equipo a "Ajustar para mejor rendimiento" (Inicio, Propiedades del equipo, Configuración Avanzada, Rendimiento)
  • Desactivar desde el Panel de Control, las opciones de indización de Windows Vista
Con estos tres sencillos pasos, la duración de la batería del Shift ahora es de unas 2 horas y media... he adoptado las mismas medidas en mi VAIO y también he encontrado una mejora en la duración de la batería, aunque no tan espectacular, debido a que el uso que hago de este equipo es también diferente.

Hoy es el día del libro...

... y francamente, no se qué libro comprar. 

Otros años lo tenía mucho más claro, y sabía que me iba a comprar algo de Pérez-Reverte, o de Ruiz Zafón, o de...

Pero este año, no tengo una idea preconcebida.

Supongo que por la tarde saldré a pasear con mi mujer y mis hijas y me dejaré seducir por un título, por el resumen de la solapa o contraportada, quizás por la temática...

Tengo claras dos cosas:
  • No compraré nada relacionado con la crisis
  • No compraré un best-seller
¿Algún amable lector del blog se anima a hacer alguna sugerencia?

Cualquier idea será bienvenida.

miércoles, 22 de abril de 2009

Hijos de la Guerra Fría.

De todos es conocido que hay un buen número de tecnologías actuales de uso común cuyo origen es militar, y un gran porcentaje de ellas nacieron por necesidades específicas de la Guerra Fría.

En medicina, por ejemplo, la quimioterapia o las técnicas de cirugía refractiva, entre otras.

Como tecnologías de uso cotidiano, los DSP (procesadores digitales de señal) presentes, entre otros, en los equipos de Home Cinema, o como núcleos de los procesadores Cell de la PS3; las técnicas de compresión basadas en fractales o las técnicas de cifrado que se usan en las comunicaciones de los teléfonos móviles GSM.

Internet, por supuesto.

Si entendemos la carrera espacial de los años 60-70 como consecuencia de la Guerra Fría, dispositivos como el microprocesador o los cierres Velcro son derivados de la misma.

En estos días, en los que Oracle es noticia por la adquisición de Sun, puede quizás sorprender el que, aparentemente, tanto el nombre de la compañía como el gestor de base de datos puedan tener su origen en la Guerra Fría.

Mejor me explico:

Según este artículo, basado en otro artículo de Forbes Magazine, Larry Ellison, fundador y presidente de Oracle, tras graduarse trabajó para la CIA, en un proyecto de base de datos cuyo nombre clave era "Oracle"...

Y tras abandonar el proyecto de la CIA (he leído en alguna parte que fue este organismo quien abandonó el proyecto, aunque, lógicamente, es una especulación), en 1977 funda Oracle...

Como coincidencia, es curiosa.

martes, 21 de abril de 2009

Mezclar churras con merinas.

Aún colean las consecuencias que tuvo la acción que una afamada empresa consultora de allende los mares, que, en un ánimo desesperado por recortar costes en un proyecto inglés, no dudó en despedir a todos los consultores nativos para sustituirlos por consultores búlgaros.

Entendiendo que el dominio de la lengua de Shakespeare por parte de estos consultores no era el problema, la sorpresa del equipo de proyecto por parte del cliente adquirió, sin duda, tintes épicos, por no decir dramáticos.

A un nivel mucho más local y, ciertamente, menos cosmopolita, nos encontramos con la dura realidad del trabajo diario y de interacción entre centros, organismos y proveedores de sistemas IT.

Y hay algunas veces que hay confusiones ciertamente llamativas, como el uso de consultores de procesos sin experiencia en el sector para identificar indicadores de negocio sanitario.

Hoy leía en el blog del Dr. Pankaj Gupta algo así como que en el mundo de Health IT es necesario que los interlocutores técnicos dominen el argot del negocio, porque si no, probablemente, nos encontraremos a ambos lados de la mesa profesionales que hablan idiomas distintos... (en el escrito del Dr. Gupta se hace referencia a "griego y latín").

Algo tan importante como son los indicadores de negocio (y no digo nada sobre los estratégicos de un Balanced ScoreCard, por ejemplo) no puede dejarse en manos de quien no acredite suficiente experiencia en el sector.

Por mucha experiencia que se tenga en un sector de actividad concreta, al pasar a otro sector, sin la debida experiencia, se convierte automáticamente en un junior...

¿Pagarías a precio de consultor senior el trabajo de un consultor junior?

Tarjeta sanitaria: Lasercard.

Siguiendo la pista del dispositivo del post de ayer, me sorprendió que una tecnología que ya lleva, al menos, 18 años en activo sin cambios significativos a priori, siga viva.

Os sugiero una visita a la página web del fabricante...

lunes, 20 de abril de 2009

Tarjeta sanitaria: en el baúl de los recuerdos...



Estos días de vacaciones he aprovechado para poner un poco de orden en el despacho que tengo en casa, y entre otras cosas, encontré el dispositivo que podéis ver en la foto.

¿Qué es? Es lo que se podría considerar como un antecesor de una tarjeta sanitaria.

Esta tarjeta, de comportamiento idéntico a un CD-R grabado en modo Incremental Packet Writing, se usaba en algunos puntos de Estados Unidos y Japón como repositorio personal de historia clínica de empresa.

En el momento en que yo entro en contacto con esta tecnología (1991-1992) el estado de la tecnología es que los PCs más potentes son 386, la capacidad HDD media de 20-80 Mb, la RAM disponible de 16 a 32 Mb y los modem como mucho a 9600 baud...

El almacenamiento era muy caro y lo que llamamos banda ancha sólo estaba al alcance de organizaciones muy grandes.

Internet es algo de lo que se habla casi exclusivamente en entornos académicos... mi primera cuenta de email, con Compuserve, llegó en 1994.

Por tanto, una tarjeta, de 2,8Mb, pequeña, virtualmente indestructible, hacía que se pudiera pensar como un modo de que el paciente llevara encima su historia clínica.

La aplicación a la que iba destinada era a complementar, para mas tarde sustituir, el cuaderno donde se anotaban los resultados de las revisiones a las que periódicamente debe pasar el personal sometido a radiaciones no ionizantes.

El sponsor del proyecto era uno de los centros acreditados para llevar a cabo dichas revisiones y el objetivo era hacer un pilotaje para que, más adelante, el organismo competente (en aquel momento la Junta de Energía Nuclear) facilitase la expansión de esta tecnología al resto de centros acreditados.

¿Que falló? El elevado coste del hardware del lector grabador, disponible sólo por parte del fabricante de la tarjeta y por parte de Canon o Olympus... más o menos unos 3600€ de aquella época.

No se llegó a presentar ningún prototipo, y de aquella propuesta ya tan sólo queda la tarjeta de la foto...

jueves, 16 de abril de 2009

Alternativas a las comunicaciones convencionales.

Llevo unos días hablando de comunicaciones por la importancia que tienen en los esquemas de implantación de las aplicaciones sanitarias.

Como comentaba hace unos días, la dificultad reside en las comunicaciones en entorno rural, donde hay un despliegue de banda ancha desigual.

La disponibilidad de ADSL, RDSI, LMDS, fibra óptica requiere de unas inversiones cuantiosas que, a veces, intentan suplir con mayor o menor acierto las administraciones públicas.

Pero curiosamente, hay un tipo de despliegue de banda ancha de costo razonable y con infraestructura mínima que normalmente, o no se tiene en cuenta, o cuando se propone, provoca sonrisas y frases del tipo "esto es ciencia-ficción".

Me estoy refiriendo a la banda ancha por satélite.

En Europa tenemos cobertura de las dos mayores flotas de satélites del mundo, las de Astra y Eutelsat.

Ambas disponen de la posibilidad de conexiones de datos, ya sea para comunicaciones corporativas, ya sea para conexión a Internet.

Ambas, a través de distribuidores o de operadores, también dan servicio al mercado residencial.

Anteayer encontré una oferta, por ejemplo, de una conexión simétrica de 1,5Mb, con permanencia 24 meses, a un coste de 24,95€ al mes...

La infraestructura necesaria no suele ser costosa (si hablamos de una aplicación profesional) pues entre el router satélite, la parabólica y el LNB especial que requiere, podemos hablar de unos 600€ de coste por término medio.

Para el mercado residencial existen modalidades de bajada por satélite y subida por modem convencional RTC, y como terminal de satélite, una placa PCI DVB-S (o bien un receptor stand-alone con conexión Ethernet) mas parabólica y LNB universal convencional.

Por tanto, dada la diversidad de ofertas y anchos de banda disponible, no creo que se pueda descartar tan fácilmente una solución de este tipo, máxime si estamos en una zona con déficit en infraestructuras de telecomunicaciones.

A vueltas con Internet Móvil: HTC Shift. (II)

Perdonad que insista, pero hay algo importante a añadir al post de ayer.

Si tenéis activado ReadyBoost y ese dispositivo es SD, os encontraréis problemas de conexión al modem 3,5G tras suspender o hibernar... sencillamente el lado Vista no lo encuentra; en cambio el lado SnapVue (WM6) opera con él perfectamente.

He rastreado los foros y la solución es desactivar ReadyBoost ANTES de suspender / hibernar y activarlo DESPUÉS de restaurar el Shift.

Para no complicarnos la vida y funciona igual: no desactivéis nada, y ANTES de restaurar la máquina, extraed la SD. Una vez la máquina esté arrancada con el usuario que toque, insertad la SD de nuevo.

Con esto os evitaréis problemas.

Más sobre comunicaciones.

Siguiendo en la línea de los últimos post, seguiré hablando de temas relacionados con comunicaciones.

Ayer comentaba que el Shift tenia un modem 3,5G.

Esto lo que significa es que permite conexiones HSDPA, hasta 7,2Mb... ¿disponemos siempre de este ancho de banda?

Depende de la zona de cobertura y del número de dispositivos de datos que en ese momento estén conectados a la estación base.

Así pues, no es infrecuente leer en los foros que hay zonas en los que va muy lento y en otros muy rápido.

Depende de la hora, depende de la zona.

En mi caso, y a la hora que publico los posts, (antes de las 8 de la mañana), entre el Prat de Llobregat y Barcelona Estació de França, con red Orange, dispongo de entre 3,6 y 7,2 Mb. 

Sobre las 12 de la mañana, en el distrito 22@ sólo dispongo en el mejor de los casos UMTS (384k), aunque lo habitual es una conexión GPRS (hasta 56k).

Por las tardes, depende del día, más cerca de UMTS que no de HSDPA.

Puede ser un modo de tener banda ancha en zonas rurales, siempre y cuando sean zonas turísticas, o bien haya alguna autopista o linea férrea (por ejemplo, la del AVE).

Para un centro, puede ser un modo alternativo, como línea de backup, para garantizar las comunicaciones.

Aún así y todo, sigo pensando que más bien puede ser usado para atención domiciliaria.

miércoles, 15 de abril de 2009

A vueltas con Internet Móvil: HTC Shift.

Como continuación de este post, os explico mis aventuras y desventuras con un HTC Shift que me ha cedido un buen amigo mío (¡gracias, Jesús!).

Esta máquina dispone de una serie de características que la hacen muy atractiva para mí.

Dispone de Windows Vista Business con las extensiones Tablet, pantalla táctil de 7", un subconjunto de WindowsMobile6 llamado SnapVue (aunque el equipo que tengo tiene aplicado un parche que permite "ver y jugar" con el WM6 subyacente), modem 3,5G, WiFi, Bluetooth, SD, USB, lector de huellas dactilares, webcam... y pesa 800 gramos.

Algunos temas a tener en cuenta:
  • La conectividad de SnapVue queda reducida al modem 3,5G, a no ser que se aplique el parche que mencionaba anteriormente, que permite a través de USB Tool y ActiveSync el acceso a la WiFi que gestiona el Vista.
  • La configuración del modem se hace desde SnapVue (WM6), siendo transparente para Vista... es arrancar el Vista y comenzar a navegar.
  • Como yo uso una SIM de Simyo, SnapVue detecta que la conexión se hace a través de roaming, lo cual no es correcto, pero he llegado a la conclusión de que es un problema común a WindowsMobile, lo que fuerza a que tanto en SnapVue como en Vista, desactivar los controles de prevención de acceso a datos en roaming.
  • Sigo teniendo el problema del proxy de Simyo cuando intento navegar con el Pocket Explorer usando WiFi.
  • Mención aparte merece la configuració de ReadyBoost en este equipo, que al menos en la máquina que me han cedido, estaba deshabilitado. Yendo al administrador de servicios (o escribiendo services.msc en el cuadro de búsqueda de Inicio) y activándolo como automático, se resuelve el tema... otra historia es encontrar un dispositivo que sea compatible de verdad con esta tecnología.
  • He probado con diferentes pendrives USB que sobre el papel eran ReadyBoost con resultados negativos... de hecho al final he conseguido que funcione con una tarjeta SDHC de Toshiba (y tras varios intentos...); sin embargo con esa misma tarjeta mi VAIO FW21M se negaba a considerarla como ReadyBoost compatible.

En algún foro he leído que encontrar un dispositivo que funcione con tu máquina es algo parecido a jugar a la lotería, opinión que comparto plenamente.

De hecho, las pruebas de compatibilidad ReadyBoost de Windows Vista no miden la velocidad de transferencia, sino parámetros como puede ser tiempo de acceso aleatorio (seek random access), información que habitualmente no queda reflejada en las especificaciones de los fabricantes de dispositivos flash.

Por lo demás, puedo trabajar en el tren (de hecho, los post de ayer y de hoy ya han sido generados por el Shift), con un cierto grado de comodidad... estoy satisfecho con las prestaciones del "trasto".

El "oído" del modem del Shift es muy bueno, lo he paseado tanto por la zona donde vivo como en el trayecto de tren (unos 70 Km) y el rendimiento es satisfactorio, sobre todo en zonas de cobertura HSDPA.

La resolución de la pantalla puede ser de 1024 x 600 o 800 x 400, con lo que cualquier aplicación que se quiera dar al equipo necesitará, bien de un cierto grado de scroll, bien de un cierto grado de parametrización... no creo que pueda servir para hacer visita a planta, pero en cambio para aplicaciones de atención domiciliaria o de emergencias médicas puede ser muy adecuado.

martes, 14 de abril de 2009

La base de la telemedicina: las comunicaciones.

Ayer por la noche aproveché para empezar a hacer las reservas del alojamiento para las próximas vacaciones estivales.

Las vacaciones las procuramos hacer en zonas de montaña, y más concretamente, en una zona del Pirineo leridano de singular belleza.

En esta zona, las comunicaciones de datos (la tan manoseada "Conexión a Internet") sólo es posible vía Internet Móvil (a través de alguno de los operadores de telefonía móvil), o LMDS... la distancia entre la central telefónica mas cercana y el núcleo de población donde está el alojamiento hace inviable soluciones de tipo xDSL, y desde un punto de vista económico puede no estar justificada por parte del operador dominante el despliegue de centrales en cada uno de los núcleos diseminados.

Al menos, esta es la situación por el momento.

Y en el sur de Catalunya, la calidad y ancho de banda de las comunicaciones es tanto peor cuando más se alejan hacia el sur...

En general, las zonas rurales suelen estar un poco olvidadas dentro de los planes e despliegue de comunicaciones de las grandes operadoras, tanto es así que ya empiezan a haber ayuntamientos que solicitan la correspondiente licencia a la CMT para poder empezar a ofrecer conexiones de banda ancha de calidad a los ciudadanos a un coste, no se si llamarlo razonable o simbólico.

Y precisamente en estas zonas es donde suele ser mas necesarias las soluciones de telemedicina.

Quizás aprovechando el despliegue de la TDT, en el que con singular empeño se busca que cubra al mayor porcentaje de población posible, y añadiendo infraestructura de comunicaciones de datos a todos los nodos del despliegue, se pudiera conseguir que "la brecha digital" quede tan sólo en una pequeña fisura...

Hace años que en el Servicio Andaluz de Salud se apostó por una solución de este tipo aprovechando las infraestructuras de la Radiotelevisión de Andalucía, por tanto no es una propuesta descabellada.