martes, 12 de febrero de 2008

Del almacenamiento y los problemas que comporta...

En el suplemento Dinero de “La Vanguardia” del domingo 10 de febrero de 2008, aparecía un reportaje titulado “Los datos del futuro”, que me ha hecho reflexionar.

El artículo, que encontraréis en el link (es contenido Premium) nos explica los problemas que plantea el almacenamiento y la rápida obsolescencia de los soportes físicos; casos como el de las cintas de la sonda Viking, que se leen al revés, o los floppy de 5”1/4 o 8” no son aislados.

Por ejemplo, puede ser que alguien tenga información vital en soporte magneto-óptico, pero ahora mismo no sé donde podrían encontrar una unidad lectora.

Que a nivel de servicios de archivo, en general, se planteen no tan sólo el almacenar los soportes sino también los lectores y la electrónica necesaria para que funcionen los mismos es un dato significativo.

Que una comisión gubernamental llegue a la conclusión que para garantizar una correcta legibilidad en el tiempo el único soporte viable es el microfilm (requerimientos: caja, lentes, fuente de luz) debe hacernos pensar.

Que en los HIS cada vez se almacena más información es un hecho.

Que en los PACS el factor de crecimiento es brutal no podemos ponerlo en duda.

Una idea (información extraída de una presentación del Hospital Clínic de Barcelona): en el PACS del Clínic, en operación desde el año 2000, el crecimiento era de 660 Gb/mes en el año 2006, y tenían previsto para 2007 833Gb/mes, con una capacidad de almacenamiento de 15 Tb.

En órdenes de magnitud, el telescopio espacial Hubble tiene un crecimiento de 390Gb/mes, y una capacidad de 27Tb, estando en operación desde 1990 y con un final planificado hacia 2010.

Los retos para nosotros son:

  • dimensionar correctamente los medios de almacenamiento,
  • buscar tecnologías de almacenamiento fiables y con proyección de futuro,
  • garantizar la correcta legibilidad de los medios que ya son obsoletos.

Evidentemente, no tenemos una bola de cristal, y para nosotros, en general, impera la norma de que ante cualquier nueva tecnología (llámese versión de sistema operativo, sistema de almacenamiento u otros) primero esperar a ver qué sucede con el primer millón de usuarios…

Puede ser un enfoque egoísta, pero recordad: en nuestras manos, de un modo indirecto, también reside la salud y seguridad de la población.

viernes, 8 de febrero de 2008

Sobre las despedidas.

He leído esta mañana en la edición digital de Expansión que el CEO de T-Systems abandonaba la empresa, el link.

Mantengo excelentes relaciones con personal clave del área de Sanidad de esta compañía, y tras llamarlos, me han confirmado la noticia.

Quiero compartir con vosotros mi percepción de que el área de Sanidad de T-Systems está haciendo un muy buen trabajo, con rigor y calidad, en algunos casos trabajos muy punteros.

Casos de éxito como Consorci Sanitari Integral, Institut Català d’Oncologia, SALUD Aragón u otros (que no me vienen a la memoria) no son hechos aislados, sino mas bien la consecuencia de una buena filosofía de trabajo.

A pesar de los comentarios que pueden leerse en la noticia de Expansión, mi percepción, como las de otras personas que han colaborado con ellos, es francamente positiva.

Como en todas partes, habrá de todo, yo siempre he tratado con profesionales excepcionales.

Algún día me gustaría trabajar conjuntamente con ellos.

Sólo espero que este cambio de ejecutivo no suponga una diferencia sustancial en la gran calidad del entregable a la que nos ha acostumbrado esta empresa.

Sobre el poder de convocatoria de este blog

Un lector, “Anónimo”, expresaba que tras leer el blog, y comprobar el nulo poder de convocatoria del mismo, me preguntaba si no sería mejor llevar un diario tradicional…

La respuesta a esto, estimado Anónimo, es compleja.

Me gustaría hablarte primero del miedo.

Al ser un profesional conocido en el sector, procuré sobre todo preservar mi identidad para que la institución donde trabajo no pudiera tomar represalias, como en otras instituciones ha ocurrido con personas que, como yo, decidieron hacer públicas sus inquietudes…

Ya ves, Anónimo, que el contenido es bastante inocuo, que cuido al máximo el respeto a personas e instituciones, no publico nada que no esté debidamente contrastado y que intento despersonalizarlo al máximo.

¿Por qué Maimónides y no otro nombre? Porque siempre me ha fascinado su figura, y hasta cierto punto, hay un alto grado de identificación con él.

No creo, como comentas, que no se siga el contenido del blog.

Forzosamente, por temática, la audiencia ha de ser reducida.

Seguramente, quienes pudieran comentar o aportar, pueden albergar el mismo miedo que yo, y quizás los comentarios que puedan aportar no puedan despersonalizarse tanto como yo hago con mis post.

A mí, personalmente, la escritura de este blog me permite un cierto estado de catarsis, por no decir liberación, pues mis inquietudes son compartidas con las de muchos otros profesionales del sector.

Que sepas que no publico cada día, porque mi opinión es que sólo debe aparecer lo que pueda ser de interés, por tanto sólo hay nuevos posts cuando considero que hay algo que decir.

Y te digo, Anónimo, que con que exista sólo una persona en el mundo que le interese lo que yo escribo, vale la pena el esfuerzo.

Te agradezco, Anónimo, tus comentarios, y te invito, si te ha gustado lo que has leído, que sigas visitándome y aportando tus opiniones.

Por último, decirte que la última frase de tu comentario es muy hermosa.

Esa frase es una razón más para continuar.

Muchas gracias, Anónimo.

Del poder de los políticos sobre el trabajo diario.

Un caso real:

  • Una comunidad autónoma.
  • Un consejero de Sanidad.
  • El pool de hospitales públicos.
  • Un cambio de HIS en todos ellos, para todos el mismo producto.
  • Un hospital piloto.
  • Una empresa consultora / implantadora.

Todos ya sabemos como funciona esto...


Según el plan de proyecto, el piloto debe arrancar en estas fechas.

La dirección de proyecto del hospital y la gerencia dicen que no están preparados.

La consultora dice que sí lo están.

¿Y que hace el poder político?

Decide que se debe arrancar, a pesar de la información que fluye desde el hospital sobre el estado del proyecto.

¿Por qué se toma semejante decisión?

Podemos pensar en varias causas:

  • Por no estar madura la implantación
  • Por deficiencias en el producto: no cumple especificaciones, no es estable
  • Por deficiencias en la infraestructura: (falta o problemas) de red, de CPD, de estaciones de trabajo...
  • Por una deficiente o nula gestión del cambio
  • Por oportunidad de réditos electorales

y seguro que nos dejamos algunas en el tintero.

Ya es complicado cualquier cambio de sistema de información como para que encima, quien debiera respaldar al centro piloto, se inhiba o como mínimo recabe información objetiva del estado de la implantación.

Pienso que una implantación de un HIS es suficiente compleja como para replanificarla si no se dan las condiciones objetivas óptimas de arranque.

El símil sería el tener una serie de anillas colgando a diferente nivel, y un palo que debe atravesarlas todas ellas...